Firma páginas web


 
 

Animales vertebrados y su reproducción


Todos los animales presentan diferencias entre ellos, pero tienen características que permiten clasificarlos en dos grandes grupos: invertebrados y vertebrados. Los animales vertebrados son los que poseen un esqueleto interno y se dividen en: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. 

Los peces poseen un esqueleto flexible y un cuerpo alargado apropiada para desplazarse en el agua. La forma fina y aplanada de la cabeza, aletas y cola, les permite nadar con más facilidad y ofrecer menor resistencia al agua. Los músculos de los peces les permiten movimientos rápidos. Muchos peces poseen escamas que protegen sus cuerpos y su respiración  es branquial.






En la reproducción, los óvulos son abandonados por la hembra en el agua al azar y son inmediatamente fecundados por el macho. La fecundación es externa porque ocurre en medio del agua. Los huevos quedan flotando en el agua, algunos caen y se fijan en el fondo, pero la mayoría sirven de alimento a otros peces. Hay una pequeña especie de peces, como los tiburones y los peces martillo, que tienen fecundación interna, es decir, que se realiza dentro del cuerpo de la hembra.


Los anfibios, como las ranas y los sapos pueden vivir dentro y fuera del agua. Tienen las extremidades inferiores alargadas y pueden saltar con facilidad.

Las patas de las ranas poseen una membrana entre los dedos que les permiten desplazarse ágilmente por el agua. Su piel es desnuda y húmeda. Primero tienen respiración branquial, luego pulmonar.








Los anfibios son ovíparos y efectúan una fecundación externa. Los machos abrazan a las hembras y éstas al pasar uno o dos días, sueltan los óvulos en el agua.  Luego el macho deposita sus espermatozoides sobre los óvulos para lograr la fecundación y el posterior desarrollo de los mismos. Los huevos son blandos y sin cáscara, como éstos se secan rápidamente, los depositan en el agua o en sitios húmedos. Las crías no se parecen a sus padres, tienen aspecto de pececillos y respiran como los peces. Cambian de forma, es decir, sufren metamorfosis. Pasan de un estado de renacuajo, donde no tienen patas, a la forma adulta adquiriendo las cuatro patas.

Los reptiles son animales que se arrastran por el suelo, es decir, reptan porque no poseen patas o las tienen muy cortas. La columna vertebral de los reptiles es flexible y sus músculos son fuertes. Su piel está cubierta de escamas, tienen sangre fría y respiración pulmonar. Las culebras pueden enrollarse sin dificultad por la flexibilidad de su aparato locomotor.

Los reptiles son animales ovíparos, producen huevos. El macho se aparea con la hembra y ésta produce huevos fecundos. La hembra pone los huevos sobre la hierba o los entierra y de ellos nacen los pequeños reptiles. En algunos casos, como las víboras, los huevos se abren dentro del cuerpo de la madre y nacen las crías que salen vivas al exterior, por eso se les llama ovovivíparas.








 

Las aves son los únicos animales que poseen plumas. Existe una gran cantidad de especies, por lo menos 8600 tienen nombre colocado por los científicos.  Pueden vivir en diversos ambientes y algunas pueden vivir cerca del ser humano, como la gallina. Las aves son capaces de volar, los avestruces y pingüinos son la excepción, pues no vuelan, el pingüinos utiliza sus alas para nadar, el avestruz puede correr grandes velocidades pero no emplea sus alas para nada.


Las aves son de sangre caliente, tienen respiración pulmonar, tienen dos patas, no tienen dientes y en su mayoría son sociables y andan siempre en grupos. Su fecundación es interna pero el embrión se desarrolla fuera del cuerpo de la madre, dentro de un huevo. Por eso se dice que son ovíparas. La hembra pone sus huevos en un nido construido por ella, por su compañero o por ambos. Pero algunas aves como el cuco, depositan sus huevos en nidos de otras aves, que los incuban hasta que nacen los pichones.


Los mamíferos tienen un esqueleto y una musculatura que están adaptados para hacer diversos movimientos: correr, saltar o caminar. Hay mamíferos terrestres como la vaca, acuáticos como la ballena y el delfín, voladores como el murciélago. Todos los mamíferos terrestres tienen el cuerpo cubierto de pelos que reviste y protege sus cuerpos, son de sangre caliente, y su respiración es pulmonar.

 



Los mamíferos tienen fecundación interna y son vivíparos. El macho se aparea con la hembra para fecundar los óvulos y originar el cigoto. El embrión se desarrolla por completo dentro del vientre de la madre en un período de gestación variable según la especie y después es expulsado al exterior en el parto. Después que están afuera, las crías son amamantadas por la madre con la leche que sale de las glándulas mamarias hasta que pueden valerse por sí mismos y buscar su alimento.


Descubre en la sopa de letras palabras relacionadas con el tema estudiado. 

 
 
 
 


Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008