Firma páginas web


 

 
Abuso sexual


Existen conductas que se desvían de lo aceptable en una sociedad. Son conductas que la mayoría de las personas rechazan por no considerarlas naturales. Una de estas conductas es el abuso sexual. Los abusadores sexuales se caracterizan por su incapacidad de adaptación a las exigencias de la sociedad y a la dificultad que tienen para establecer vínculos afectivos. El abuso sexual puede producirse en la infancia, en la adolescencia y hasta en la edad adulta, pero las consecuencias son peores cuando se produce en la infancia. En muchos casos la víctima de un abuso sexual se mantiene en silencio por miedo al abusador, que generalmente amenaza para lograr su objetivo, o por temor a que no se le crea, especialmente cuando el agresor es alguien del círculo familiar.


Abuso Sexual

La condición sexual del ser humano es natural, ya que forma parte integral de la personalidad. Por lo tanto, la unión sexual de una pareja madura tiene el propósito general de concebir una criatura y se caracteriza por la demostración y recepción de afecto a través de palabras y gestos.

La unión sexual, la recepción y demostración de afecto en una pareja madura están basados en la atracción sexual que se da entre ellos y en la aceptación de la actividad sexual por parte de ambos. Sin embargo, cuando una persona mayor busca este contacto sexual con un niño o niña, esta conducta pasa a ser un abuso sexual.

El abuso sexual es el contacto sexual que puede ocurrir entre un niño o una niña y una persona de cualquier edad, donde la participación del infante se logra a través de manipulación, seducción o soborno. El exhibicionismo de niños, la pornografía infantil, la manipulación del cuerpo del niño o la niña, la violación y la manipulación de los genitales por un adulto, son considerados actos de abuso sexual.

De tal manera, el abuso sexual incluye cualquier conducta en la que los niños o niñas son utilizados por un adulto o varios para obtener placer. Estos actos van desde caricias y manoseos hasta las relaciones sexuales, dejando siempre consecuencias dolorosas, tanto físicas como psicológicas para quien las sufre. Las personas que buscan a niños o niñas para seducirlos y abusar de ellos, generalmente suelen frecuentar lugares donde se encuentran los niños, como su casa, guardería o escuela, los parques infantiles y los centros deportivos.


El abusador sexual es, generalmente, una persona conocida por la víctima, puede ser un familiar (como el padre, tío, primos o primas) o amigo, con menor frecuencia se trata de personas que realizan los servicios domésticos. No obstante, también existen los casos donde personas desconocidas puedan ser los agresores y logran atraer a la víctima por medio de regalos y haciéndose amigos del niño o niña en cuestión. 


Cuando el niño conoce al agresor se siente confundido, le cuesta distinguir entre demostraciones de afecto normales y las sexuales. No sabe si lo que sucede está bien, sospecha que no, pero se siente inseguro e incómodo.

Esta es una situación que ocasiona en el niño miedo, vergüenza y culpa, ya que no comprende lo que sucede. En consecuencia, su reacción es la de sufrir calladamente. Todo individuo debe enterder que su cuerpo le pertenece y no debe permitir ser objeto de ningún abuso por parte de otros.

También es importante saber distinguir entre lo que es aceptable y lo que no lo es. Por ejemplo, es aceptable que los médicos hagan una exploración de los órganos genitales porque lo hacen para ayudarnos a mantener nuestro cuerpo en buen estado de salud. Pero no es aceptable si dicho doctor acaricia los órganos. Es aceptable que los padres bañen y limpien los genitales de los niños, en estos casos, el niño es tocado con el fin de mantener su higiene y salud. Pero no es aceptable si los padres al bañar a un niño(a) acaricien los genitales o los lleven a sentir algo.

Tampoco es aceptable, cuando los fines del adulto tienen un carácter sexual, llevando a que el niño o niña realice un  acto desagradable con esa persona, dejar que esa persona realice un acto con ellos. En este caso el niño(a) involucrado debe reaccionar expresando su  molestia. Si se siente amenazado debe intentar alejarse y contarle su preocupación a algún adulto de su confianza. 

Es importante saber, que existen casos donde el abusador sexual no es un adulto sino un niño mayor que la víctima. Puede ser un niño que no entiende que lo que está haciendo es malo, sencillamente está experimentando algo que vio en algún lugar.

Síntomas de Abuso Sexual en niños o niñas

A continuación se describen conductas o reflejos físicos que pueden indicar un abuso sexual. Si observas estas conductas en algún amigo, amiga, hermano, hermana o primos, podrías contribuir a ayudarlos comunicándoselo a un adulto de tu confianza.

 


Emocionales:
el niño o niña afectado(a) presenta ansiedad, pesadillas y miedo a la oscuridad, se aferra a la madre, se orina en la cama, llora frecuentemente.  Su rendimiento escolar baja, ya no juega con los amigos y teme quedarse solo con una persona o a ser dejado en un determinado lugar.

Físicos: se presentan infecciones urinarias muy frecuentes, dolor, sangramiento en las partes afectadas, incomodidad al caminar o sentarse. Se le hace difícil controlar sus esfínteres y en el caso de las niñas pueden quedar embarazadas (dependiendo de la edad).


Recomendaciones para disminuir o evitar el riesgo del abuso sexual en los niños:

  • No dejar a los niños solos o con personas desconocidas.
  • Los padres deben tener una comunicación afectiva con sus hijos demostrándoles confianza.
  • Escoger cuidadosamente la guardería, preescolar o escuela donde llevarán a sus hijos.

¿Qué hacer para ayudar a los niños y niñas que han sufrido de Abuso Sexual?

Primero es importante mantener la calma y escuchar atentamente al niño o niña. Demostrarle apoyo y no presionar para que diga quien lo esta molestando. Reforzarlo positivamente por haber dicho la verdad, asegurarle que todo va a salir bien y que lo va a ayudar. Buscar de inmediato ayuda médica, psicológica y legal.


Instituciones que brindan ayuda al niño maltratado

Cuando se tenga conocimiento de un caso de abuso sexual en niños(as), o que se padezca personalmente de tal abuso, se puede acudir a personas mayores como los padres, abuelos, maestros, sacerdotes, con la finalidad de que ellos reporten el hecho ante las instituciones que se ocupan de estas situaciones.

En estas instituciones hay un personal  preparado y dispuesto a ayudar a los niños(as). Y es seguro que se va a conseguir la ayuda que se necesita. Algunas de estas instituciones son las siguientes:


A nivel Nacional:

  • Fundación Oficial Nacional de Denuncias del Niño Maltratado (FONDENIMA), ubicada en el Hospital J. M. De los Ríos, Caracas.
  • Atención al Niño Maltratado, del Hospital Pérez de León, Caracas.
  • Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (AVESA).
  • A nivel Regional:
  • Procuradurías y Tribunales de Menores.
  • Instituto Nacional de Asistencia al Menor (INAM).


Es importante cuidarse de extraños, familiares y personas conocidas, que quieran manosear y tocar las partes íntimas, por eso hay que leer para obtener información sobre el abuso sexual. Y si no lo sabías, la Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, en los artículos 259 y 260, tiene sanciones penales para el que incurra en el delito de Abuso Sexual. Como ves, si estás protegido, solo debes ejercer tus derechos si te encuentras en una situación de víctima.


Recuerda:

  • Hay una sociedad que está interesada en ayudarte.
  • No es tu culpa si alguien abusa sexualmente de ti.
  • La mayoría de las veces los abusadores sexuales son personas conocidas por la víctima como amigos, vecinos, primos, tíos, padrastos, abuelos, hermanos y hasta los mismos padres, y en algunos casos personas desconocidas.



Tomado de: Rivas, E. y otros. ( 2.000 ). Nuevo Siglo Enciclopédico 5 Grado.
Caracas: Editorial Excelencia.
Grupo Educativo Integral. ( 2.000 ). Valores 5. Caracas:
Editorial Edicciones CO-BO.


 
 
Otros Temas:
 
 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008