Firma páginas web


 

 

El aparato excretor

 

La excreción de líquido, electrolitos y toxinas del cuerpo se realiza a través del aparato urinario. El cuerpo humano tiene mecanismos de eliminación de desechos; uno de ellos, muy complejo, lo constituye el aparato urinario, conformado en primer lugar por un par de órganos: los riñones.


Además de los riñones, en este aparato se encuentran las llamadas vías urinarias conformadas por los uréteres, la uretra y la vejiga urinaria; cada uno de ellos con una función específica que cumplir dentro del Aparato.

 

Los riñones se encargan de producir la orina, la cual contiene las sustancias de desecho que las vías urinarias se ocupan de expulsar al exterior.

Los riñones se encuentran ubicados en la parte inferior y a ambos lados de la columna vertebral; tienen forma de un grano de caraota, de color rojizo y con un peso aproximado de 150 gramos, cada uno. Los uréteres son dos tubos pequeños, cada uno proviene de un riñón, miden unos 40 cm. de largo y tienen 0,3 cm. de espesor, aproximadamente.

Se ocupan de conducir la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria; este transporte lo hacen por contracciones periódicas que permiten que, en más o menos 25 segundos, toda la orina acumulada en el uréter sea vertida en la vejiga. La vejiga urinaria es un saco formado de fibra membranosa muscular que se encuentra en el fondo del pubis y que puede almacenar hasta 500 ml. de orina .

 

Cuando el almacenamiento alcanza unos 300 ml. de orina, aparece el deseo de orinar y, en un acto voluntario, la orina es expulsada al exterior. La uretra se halla ubicada debajo de la vejiga urinaria y sirve de conducto de salida de la orina al exterior.
La excreción a través de la piel. La piel que recubre el cuerpo humano está formada por tres capas: la epidermis, la capa de Malpighi y la dermis. En el interior de la piel, en el tejido subcutáneo, se encuentran las glándulas sudoríparas que están formadas por un glomérulo, tubito enrollado y un conducto largo que atraviesa la epidermis y se abre al exterior por un poro.

Las glándulas sudoríparas tienen como función eliminar sales minerales, agua y algo de urea; regulan la temperatura del cuerpo mediante la sudoración. Esta es estimulada por el calor excesivo y las emociones fuertes. El sudor, que sale al exterior a través de los poros, es el que permite la regulación de la temperatura del cuerpo.

 

Tomado de:
http://www.egalenia.com/ninos/huesos/imags/rinones.gif
http://www.kidneydirections.com/mexico/images/pictures/kidneys.gif
http://salud.discoveryespanol.com/verticalz/z150/gallery/f_piel1.gif

 
 
Otros Temas:
 
 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008