Firma páginas web


 
 

Consumo de alimentos y enfermedades.

Resulta irónico comprobar que en todos los países, incluso en los más desarrollados, las enfermedades relacionadas con los hábitos alimenticios de las personas son cada día más abundantes. Algunos malos hábitos alimenticios pueden llevar a la desnutrición y la obesidad, así como problemas cardiovasculares, hipertensión, diabetes y otras enfermedades causadas por factores de distinta naturaleza, algunos relacionados con la carencia o consumo excesivo de cierto tipo de nutrientes, otros relacionados con problemas propios del organismo y un tercer factor, el económico, que impide la adquisición de los alimentos básicos para una buena alimentación.


Desnutrición y obesidad

Para que una persona goce de un buen estado de salud, debe, entre otras cosas, mantener un peso adecuado, y para ello es necesario que consuma una cantidad suficiente de alimentos. De no ser así, puede ocurrir un déficit de nutrientes, que provocaría desnutrición, o un exceso de nutrientes, que originaría obesidad. Estas dos situaciones producen desequilibrios orgánicos que pueden llegar a transformarse en enfermedades.




Coloca el cursor sobre cada uno de los niños para que leas el mensaje Marta Rivas11 añosPeso 60 Kg.Estatura: 1,45Tipo de alimentación: abundante en azúcar, grasas y carbohidratos. ESTA ES UNA NIÑA OBESA Juan Pérez12 añosPeso: 30 Kg.Estatura: 1,40Tipo de alimentación: pobre en nutrientes.ESTE ES UN NIÑO DESNUTRIDO







La desnutrición
es un estado patológico que resulta del bajo consumo y la utilización inadecuada de los nutrientes durante un período prolongado de tiempo. Se manifiesta en la persona por medio de una talla y peso muy inferiores a los que debería tener según su edad. Este estado puede afectar el crecimiento y el desarrollo mental, y, como consecuencia, influir de manera negativa en la actividad física y el rendimiento escolar. Un niño desnutrido se vuelve perezoso e inapetente. Además, la desnutrición puede acarrear problemas intelectuales lo cual impide la participación del individuo en la sociedad de una manera productiva.


La obesidad, a diferencia de la desnutrición, se origina por el consumo excesivo de
azúcares, grasas y harinas, que progresivamente hacen aumentar el peso; si no se controla a tiempo, puede generar enfermedades cardiovasculares, diabetes, exceso de colesterol o hipertensión arterial. En los países desarrollados es cada vez mayor el número de niños cuyo peso es superior al que se considera normal. La obesidad a menudo está relacionada con el consumo de alimentos indebidos y con la falta de ejercicios.

 





¿Qué hacer para evitar la obesidad?

  • Reducir la ingesta de grasas.
  • Aumentar el consumo de fibras.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Reducir el consumo de azúcares y harinas.
  • Practicar ejercicios físicos.
  • Ingerir sólo las calorías necesarias de acuerdo con la edad, tamaño y peso.







Enfermedad cardiovascular

En Venezuela, las enfermedades cardiovasculares ocupan la primera causa de muerte después de los accidentes de tránsito. Estas enfermedades constituyen un problema muy grave y ocurren, especialmente, por un consumo excesivo de alimentos ricos en grasas, colesterol y proteínas de origen animal. Cuando esto sucede, las arterias aumentan su grosor y acumulan gran cantidad de grasa, provocando diversas enfermedades del corazón y, algunas veces, hasta infartos y muerte. Además de los problemas de alimentación, hay otros factores que contribuyen a que se produzcan este tipo de enfermedades, como son el fumar, la falta de actividad física y la tensión nerviosa.


La hipertensión
Es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la presión sanguínea en las arterias y, por consiguiente, al corazón, riñones y cerebro, causando ataques cardíacos, falla renal y accidentes cerebro-vasculares conocidos como derrames cerebrales. Una de las principales causas de la hipertensión es el consumo de alimentos muy condimentados, principalmente por la
sal. La sal siempre está presente en la dieta de muchos venezolanos, pero su consumo excesivo puede tener efectos muy graves en la salud del organismo.







Diabetes
Es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de azúcar en la sangre debido a la insuficiencia de insulina, sustancia secretada por el páncreas. Si la insulina falta, el organismo no puede transformar y utilizar el azúcar proveniente de la ingestión de hidratos de carbono, debido a esto, el azúcar permanece en la sangre y abandona el cuerpo por la orina, sin haber podido ser utilizada por los tejidos y órganos que la necesitaban.

Si la diabetes no es demasiado grave se puede controlar adecuando el régimen alimenticio del paciente, de lo contrario, se debe inyectar insulina al enfermo. No obstante, la diabetes sin un tratamiento médico adecuado puede acarrear la muerte repentina.

Los factores más importantes relacionados con las causas de diabetes son el exceso de peso y la herencia. Es una enfermedad que puede afectar a niños, jóvenes, adultos y ancianos. Para evitarla, se recomienda controlar la obesidad, especialmente el consumo excesivo de alimentos que contengan azúcares, a fin de mantener el peso dentro de lo normal. Es importante adoptar buenos hábitos alimenticios y de vida para prevenir esta enfermedad.


Otras enfermedades
  • Si existe déficit en la ingestión de algunas vitaminas se produce la avitaminosis que origina ciertos cuadros patológicos, como por ejemplo, la pérdida de la vista por carencia de vitamina A y la predisposición a infecciones por carencia de las vitaminas A, C y E. Generalmente, la avitaminosis se puede presentar por la carencia de varias vitaminas a la vez (poliavitaminosis), producida por una alimentación deficiente o por la presencia de trastornos digestivos.
  • La carencia de minerales también contribuye a la presencia de enfermedades como anemias, por la carencia de hierro o el bocio por la falta de consumo de yodo. Todas estas deficiencias pueden retardar el crecimiento y el desarrollo mental del niño.
  • Igualmente, el consumo exagerado de alimentos proteínicos puede producir enfermedades del riñón porque, si se recarga su funcionamiento, no se utilizan debidamente las proteínas y se altera su función excretora.


Recuerda: Una buena alimentación, desde las primeras etapas de la vida, lactancia materna, hasta el consumo de alimentos ricos en vitaminas, minerales, y nutrientes como los prótidos, lípidos y glúcidos, van a garantizar un buen desarrollo físico, mental y social de las personas, contribuyendo a la reducción de tantas enfermedades que afectan al mundo de hoy.

Tomado de:
Jatar, A. (2000). Ciencias de la Naturaleza y Tecnología 5º. Venezuela: Ediciones CO-BO.
Rivas, E. (2000). Nuevo Siglo 6º. Venezuela: Editorial Excelencia.
_____(2000). Ciencias de la Naturaleza y Tecnología 5º. Venezuela: Estudios.

 

 
 


Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008