Firma páginas web


 
 

Consumo de alimentos en el grupo familiar


La mayoría de los individuos nacen y viven dentro de un grupo familiar. Cada uno de los miembros de la familia debe cooperar con su trabajo y esfuerzo para el mantenimiento del hogar y el logro de  buenas relaciones entre todos sus integrantes. Uno de los aspectos más importantes en este sentido es la alimentación del grupo familiar.


Consumo de alimentos y el grupo familiar

El hábito de sentarse a la mesa y comer con la familia es un aspecto importante de la vida en el hogar,  porque es un momento que facilita la comunicación y el disfrute del acto de comer. Pero esta costumbre ha disminuido debido a las exigencias de la vida moderna. Muchas veces la madre y el padre tienen que salir a trabajar, los hijos asistir a clases y se dificulta el coordinar los horarios. Sin embargo, todos los miembros deben  hacer  lo posible por coincidir aunque sea en una de las comidas.







Es importante comer juntos, porque  durante esta hora  se comparte, comentando cosas agradables, vivencias y éxitos. En ningún momento se debe  aprovechar esta hora para discutir o hablar de cosas desagradables, esto puede afectar la digestión de los alimentos. También puede servir para el intercambio de ideas y opiniones sobre los alimentos y participar en la planificación de la compra de los mismos.




Planificación y compra de los alimentos

En la actualidad, como consecuencia del aumento del costo de la vida, es importante distribuir de la mejor manera el presupuesto familiar. Los gastos de alimentación deben hacerse de manera cuidadosa, para aprovechar al máximo el presupuesto y al mismo tiempo satisfacer los requerimientos nutricionales de la familia.

Conocer las necesidades nutricionales de cada miembro de la familia es de suma importancia a la hora de seleccionar los alimentos. Por ejemplo, un grupo familiar  compuesto en su mayoría por niños que se encuentran en etapa de crecimiento y  realizan mucha actividad física, debe adquirir alimentos diferentes a los de una familia conformada en su mayoría por personas adultas, cuyo trabajo implica una actividad física menor. Lo importante de todo es recordar que se deben consumir alimentos de todos los grupos para lograr una alimentación variada y balanceada


Antes de hacer las compras de  los alimentos se debe hacer una planificación. Ésta consiste en determinar qué, cuándo, dónde y con cuánto se va a comprar los alimentos. Para ello es fundamental tener en cuenta algunos aspectos:

  • Elaboración de  una lista con los alimentos necesarios.
  • Determinar el día en que se realizará la compra.
  • Seleccionar el lugar donde se harán las compras: aprovechando ofertas de supermercados y abastos.
  • Realizar un presupuesto para determinar cuánto dinero es  necesario para adquirir los alimentos requeridos o con cuanto dinero se cuenta para dicha compra









A la hora de comprar alimentos, también hay que tener en cuenta otros elementos de importancia, con el fin de seleccionar productos de calidad y pagar por ellos un precio justo, aquí unas sugerencias importantes:

  • Calidad y precio: la frescura, el tamaño y el tipo de producto deben estar en relación directa con el precio.
  • Fecha de vencimiento: hay que observar la fecha de vencimiento señalada en el producto para evitar la compra de alimentos en mal estado, o aquellos que no durarán mucho.
  • Valor nutritivo (link con archivo correspondiente – ciencias), precio y marca del producto: muchas veces, la marca del producto indica su precio, por ello, es de gran ayuda para economizar, sustituir alimentos caros por otros de igual valor nutritivo pero de menor precio, como la carne por los granos.
  • Observar el aspecto exterior del envase al comprar alimentos industrializados: los enlatados no deben estar abombados, oxidados o golpeados, si lo están, esto indica que pueden encontrarse dañados
  • Comprar alimentos de la temporada: estos productos se venden más baratos, las verduras o frutas de la temporada suelen venderse más baratos y de buena calidad. También los productos  cultivados en la misma zona.
  • Alimentos de corta duración: como la leche, el pescado, las frutas, entre otros, deben adquirirse en poca cantidad para evitar su descomposición.


Productos Preparados

En algunos supermercados y abastos se  puede encontrar gran variedad de alimentos preparados que no requieren de mayor trabajo, solo calentarlos, servirlos y comerlos, esto es una forma de hacer la vida más fácil. Sin embargo, este tipo de  alimentos cuestan entre un 10 y 20% más que los comprados  y preparados en casa al natural.

Con frecuencia, los alimentos preparados tienen una disminución de micro nutrientes y de vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del organismo, aunque estos alimentos son manipulados bajo estrictas normas de higiene, existe la posibilidad de que se contaminen. Por otra parte, es bueno leer la etiqueta para distinguir entre alimentos envasados al vacío y los precocidos que se deben cocinar por unos minutos, saber también si se han utilizado técnicas de ingeniería genética o se se han agregado preservativos químicos para retardar el proceso de oxidación y así lograr que duren más. Un consumo exagerado de estos químicos puede ser negativo para el organismo.






Publicidad y compra de alimentos

Las personas van al mercado para comprar productos que satisfagan sus necesidades. En el mercado se encuentran los vendedores. Entre compradores y vendedores se realiza un intercambio. Para facilitar ese intercambio se crea la publicidad. A través de los anuncios publicitarios se da a conocer a los compradores la existencia de productos que se encuentran en el mercado. La publicidad llega a través de los medios masivos de comunicación: radio, prensa, cine, televisión, vallas publicitarias, volantes y folletos, entre otros.

Las empresas y comercios compiten entre ellos por ganar consumidores y así vender más. Para lograr ese objetivo de vender en mayor cantidad, en algunos anuncios publicitarios se exageran los beneficios o cualidades de los productos, por lo que pueden resultar engañosos. Con la publicidad las personas se informan de los productos que están a la venta en los mercados, pero en ocasiones esa misma publicidad invita a consumir cosas que no se necesitan realmente. Por ello, antes de comprar se debe analizar la conveniencia o no  de un alimento publicitado y su verdadero valor nutritivo. El consumidor debe recordar que tiene el derecho de elegir el producto de mayor calidad y que pueda pagar de acuerdo a sus posibilidades.





 

Recuerda:

  • Sentarse con la familia en la mesa facilita la comunicación y hace del acto de comer un momento más placentero.
  • La compra de alimentos debe planificarse para  distribuir de la mejor manera el presupuesto familiar y adquirir alimentos que garanticen una alimentación variada, balanceada y sana.
  • Es importante saber comprar lo necesario y no dejarse llevar por los anuncios publicitarios de ciertas marcas.

 

Tomado de: Jatar, A. (2000). Ciencias de la Naturaleza y Tecnología 5º.
Venezuela: Ediciones CO-BO.
Gutiérrez, J. (2000). Girasol 5º. Venezuela: Editorial Básica.
______ (2000). Ciencias de la Naturaleza y Tecnología 5º.
Venezuela: Estudios.
Molina, Y. (1999). Monfort 5º. Venezuela: Editorial Monfort.

 

Si quieres saber más

http://calidad de vida.eluniversal.com/2001/04/22/22407AA.shtml

 
 


Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008