Firma páginas web


 
 
Accidentes en el hogar

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier sitio, en el hogar y en la escuela también pueden producirse accidentes. Algunas veces se escucha de sucesos donde niños y adultos sufren de accidentes en el hogar o en la escuela. En muchos casos, estos accidentes ocurren por descuido, por desconocimiento o porque no se toman las medidas de precaución debidas.

Accidentes en el hogar

El hogar, es el sitio que ofrece mayor seguridad y tranquilidad a las personas, sin embargo, en ocasiones, se corre cierto peligro. Tanto adulto como niño pueden tener accidentes en el hogar, por curiosidad, negligencia o desconocimiento.


En los niños muchas veces a la curiosidad natural los lleva a tocar, ver, oler, y probar productos que encuentra en la casa. En algunos casos como parte de un juego. Los adultos por otra parte pueden sufrir accidentes en sus quehaceres normales. Pueden ser víctimas de algún incidente, como por ejemplo, cuando la mamá está en la cocina, puede sufrir una cortadura, con un cuchillo, un vaso partido, una quemadura con aceite, entre otras heridas.


El padre también puede sufrir un accidente, como al cambiar un bombillo puede resbalar y caer de la silla, cuando está realizando trabajos de mantenimiento donde debe utilizar herramientas como martillo, taladro, destornillador, puede sufrir golpes, rasguños, cortadas, entre otras lesiones. La mayor parte de los accidentes ocurren por acciones imprudentes de las personas que realizan actividades sin precaución.


Algunas normas para evitar accidentes más comunes en el hogar, deben ser tomadas en cuenta tanto por adultos como por niños.




Para evitar envenenamientos:

  • Alejar del alcance de los niños, las medicinas y productos nocivos.
  • Evitar que los niños toquen, prueben o jueguen con medicamentos.
  • Rotular medicinas y productos nocivos, de manera clara y colocarlos fuera del alcance de los niños.


Para evitar las quemaduras:

  • Evitar el juego con fuego, colocando en lugares seguros los encendedores, fósforos, velas, y enseñar a los niños que con estas cosas nos se juega ni con la cocina.
  • No permitir el acercamiento a la cocina cuando se está preparando la comida.
  • Tener mucha precaución cuando sea necesario trasladar recipientes con líquidos calientes, tanto el que lo está haciendo, como las personas que puedan estar cerca, especialmente los niños.
  • Un tropiezo con la persona que lleva el recipiente, y su contenido puede causar quemaduras graves.

Para evitar cortaduras:

  • No jugar con objetos puntiagudos o cortantes, tales como cuchillos, destornilladores, tijeras, entre otros.
  • Tener cuidado al manipular herramientas, como taladros, alicates, destornilladores, tenazas, pues estas y otras herramientas pueden causar graves lesiones.
  • Guardar los impedimentos de costura donde los niños no puedan alcanzarlos, tales como tijeras, agujas, desbaratadores.
  • No introducir las manos en electricos artefactos como licuadoras, lavadoras, batidoras, cuando estén en funcionamiento.

Para evitar caídas:

  • No correr dentro de la casa
  • Evitar saltar cuando se está en la ducha, pues con el jabón y agua puede estar el piso resbaladizo.
  • Evitar subirse en sillas o escaleras muy altas, si es necesario, hacerlo con un adulto ayudando al lado.
  • Evitar sacar la cabeza o el cuerpo por ventanas o balcones que no tengan protección.
  • Cuando el piso esté mojado, caminar con mucha precaución.


Para evitar incendios:

  • Evitar encender la cocina o tocar las llaves de paso del gas, si no se esta usando.
  • No tocar cables conductores de electricidad, y mucho menos cuando se tengan las manos mojadas.
  • No manipular artefactos eléctricos, cuando se está mojado o descalzo, y no sumergirlos en agua cuando todavía estén enchufados.
  • No enchufar y usar artefactos eléctricos dentro del baño.
  • No introducir objetos metálicos en los tomacorrientes.
  • Limpiar periódicamente el horno de la cocina, ya que la grasa acumulada, puede ocasionar incendios.
  • Antes de arrojar un fósforo, asegurarse de que esté completamente apagado y así evitar que se produzca un incendio.
  • No encender velas cerca de cortinas, camas o cualquier objeto inflamable.
  • Antes de salir de la casa, asegurarse de que los artefactos eléctricos o velas estén apagados.



Recuerda: todas las casas deben contar con un el extintor de incendios y el maletín de
primeros auxilios.


Tomado de: Flores, E. J. (1995). Ciencias hoy 4. Caracas:
Editorial Santillana S.A.
García, M., Bastidas, M., Laman, A. y Tineo, E. (1999). Ciencias
de la Naturaleza y Tecnología 4. Caracas:
Editorial Santillana S.A

Si quieres saber más:

http://www.ctv.es/USERS/sos/acchogar.htm

 
 
 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008