Firma páginas web


 
 
Accidentes en las calles y lugares públicos

Los seres humanos siempre están expuestos a una cantidad de peligros. El número de accidentes cada día aumenta y la pérdida de vidas humanas por este motivo causa alarma en autoridades y la población. Por tal motivo, es conveniente tener en cuenta un conjunto de precauciones, y desarrollar medidas de seguridad que garanticen en forma permanente el bienestar de familias y de todas las personas.

Causas más comunes de accidentes

La oscuridad:

En las noches y en las primeras horas del día la iluminación se limita a ser artificial o poca. Durante esas horas, hay pocos vehículos en la calle y pocos efectivos patrullando las calles para identificar a los conductores que no respetan los límites de velocidad, o personas que han bebido y están manejando. 


Como el tránsito de vehículos es menor, muchas personas tienden a aumentar la velocidad, con lo cual aumentan la posibilidad de peligro para peatones, motociclistas y ciclistas. Es recomendable mirar para todos lados antes de cruzar la calle, sobre todo si se encuentran en un sitio oscuro, verificando que no vienen carros. Si va en un automóvil, tratar de que la persona que va manejando no aumente la velocidad y estar alerta ante la presencia de un peatón o ciclista para evitar un atropellamiento.

Congestionamiento de vehículos

En las horas de entrada y salida a las oficinas y escuelas, hay congestionamiento de vehículos, peatones y ciclistas, esto ocasiona entorpecimiento de tránsito, produciéndose mayor posibilidad de accidentes. En muchos lugares se ha implantado el horario corrido de trabajo para evitar la aglomeración. Sin embargo, a pesar de esto, existen horas críticas para la circulación que son las llamadas "horas pico"

Si es inevitable estar en las calles a estas horas, ya sea como peatones o como conductores, es recomendable mantener la calma y ser prudente, sin desesperarse, pues igualmente se llegará al destino. Es importante tomar en cuenta el refrán, "más vale llegar tarde que no llegar"

Recuerda: así como debemos ser sensatos al conducir un vehículo, debemos exigir prudencia a los conductores de transportes públicos. Observa la animación.

Las lluvias

Cuando llueve se moja todo y el pavimento hace que los neumáticos se deslicen con más facilidad. El carro puede colearse y al perder el control del mismo, éste generalmente se golpea contra otro, puede ser detenido por una pared y en el peor de los casos, atropella a los peatones o personas que están en la calzada de la vía.

Es recomendable cuando llueve disminuir la velocidad. Siempre que hay lluvia, los peatones atraviesan la vía con rapidez, por cualquier lugar, para evitar mojarse, estos imprevistos pueden producir accidentes. La falta de paraguas y lugares donde resguardarse hace que las personas corran cuando llueve, lo que olvidan es que a pesar de apresurarse, igual se mojarán, pero corren más riesgo de cometer errores y sufrir accidentes.

Semáforos con desperfectos

En ocasiones, los semáforos sufren desperfectos y no funcionan como debe ser, cuando esto sucede, los peatones y los vehículos se confunden produciendo posibilidades de accidentes y dificultando el tránsito. Por lo tanto, se debe ser cuidadoso y no desesperarse cuando se produce un congestionamiento en la vía, intentar pasar con cuidado y tener calma. Recuerda

Poca visibilidad en las bocacalles

En algunas ciudades existen calles angostas, los edificios y casas no están suficientemente retirados de la vía. Esto trae como consecuencia poca visibilidad para los conductores, situación que ocasiona mayor riesgo de accidentes. Como no se pueden cambiar las estructuras de calles y edificaciones, es recomendable tomar las precauciones necesarias. Éstas son muy sencillas: pararse en las esquinas, mirar hacia todos lados, asegurarse de que no hay peligro para pasar, y pasar lentamente y con cuidado, sin dejar de mirar.

Asaltos

La difícil situación económica en algunos países lleva a las personas a la desesperación  y creen que quitando a otros lo que tiene pueden resolver sus problemas, sin medir las consecuencias. Las razones para que una persona quiera asaltar a otra puede ser falta de dinero por desempleo, bajos sueldos, familias numerosas, falta de valores, entre otros.


Dado que la tasa de crimen ha aumentado es importante tratar de evitar el riesgo de un asalto. Si llegase a suceder tal situación, es importante proceder con cautela, mantener el control, evitar ponerse nervioso y evitar cualquier confrontación, pues los asaltantes generalmente están tensos y sus instintos agresivos son muy fuertes, cualquier situación de contrariedad o confrontación puede ser fatal.

La mejor manera de prevenir un asalto es:

  • Estar alertas ante cualquier persona que se acerque en actitud extraña, alejarse de ella lo más rápido posible, buscar donde haya más personas, si es posible llamar a la policía o dirigirse a un puesto policial cercano.
  • No caminar solo por lugares desconocidos, de día o de noche, y evitar visitar lugares que se sabe que son peligrosos.
  • Evitar transitar por lugares oscuros y solitarios.
  • No es conveniente llevar objetos de valor, como dinero, prendas o vestimentas caras que llamen la atención de los ladrones.
  • Evitar sacar en público grandes sumas de dinero.

Prevención de accidentes en los viajes

Para evitar accidentes en los viajes, es conveniente tomar en cuenta las siguientes precauciones:


  • Los adultos deben hacer revisar el vehículo: tren delantero, frenos, luces, dirección, estado y presión de los cauchos (incluyendo el caucho de repuesto), agua del radiador, niveles de aceite de la caja y del motor.
  • Equipar el vehículo con: caucho de repuesto, gato, llave de cruz, juego de llaves, triángulo de seguridad, cables auxiliares.
  • Revisar el cinturón de seguridad y usarlo durante el viaje.

 

  • Durante el viaje no se debe comer en abundancia, es mejor ingerir alimentos de fácil digestión.
  • Los niños deben ir en el asiento trasero, los más pequeños en sus asientos especiales, las madres con bebés de meses deben ir atrás.
  • Conducir a la velocidad señalada y si llueve, disminuir la velocidad.
  • No es conveniente pasar a otro carro sin estar seguro de hacerlo sin peligro.
  • Se deben obedecer las señales de tránsito, cuya finalidad es resguardar la vida de todos.
  • Llevar siempre un maletín de primeros auxilios.
  • Aunque éstas son precauciones dirigidos a los adultos, los niños se pueden encargar de recordar estas recomendaciones a sus padres.

¿Qué actitud debe tomarse ante el peligro en un viaje o paseo?

Aunque estas recomendaciones son para los adultos es bueno aprenderlas, así cuando tengas la edad suficiente y tengas una licencia para conducir, ya sabrás actuar en caso de emergencia.

Si el vehículo se colea, trate de enderezarlo progresivamente sin utilizar los frenos, girando el volante en la misma dirección hacia donde el vehículo se está deslizando, hasta que recobre su estabilidad y una vez lograda, frene poco a poco. Pisar los frenos bruscamente cuando hay una coleada, hace que se colee el carro más.

Cuando en una carretera de doble vía, otro vehículo invade su vía, encienda las luces en forma intermitente, toque la corneta (bocina) y péguese a la derecha lo más posible.

Si se pincha un caucho a alta velocidad, no frene, domine el vehículo con todas las fuerzas, manteniéndolo en dirección recta, hasta disminuir la velocidad. Nunca se debe frenar en el primer momento.

Si en una curva el vehículo se sale del pavimento y las ruedas derechas caen en el hombrillo, no se debe frenar de repente, es importante tratar de dominar el vehículo hasta llevarlo nuevamente al pavimento.

En caso de que los frenos no respondan, se debe utilizar el freno auxiliar o freno de mano y se bombea el freno insistentemente tratando de que recupere su acción.

Si estalla el vidrio parabrisas  se mantiene el volante en forma segura pero rígida y se saca la cabeza por la ventanilla para mantener la visibilidad, seguidamente, se estaciona el vehículo para tomar las medidas necesarias.


Recuerda: Aunque las recomendaciones aquí dadas son para personas que ya manejan un vehículo, es importante que desde temprana edad sepas las cosas que debes hacer y/o evitar, de este modo podrás ser un buen chofer cuando tengas la oportunidad de sacar la licencia. Recuerda también que: NO es conveniente utilizar los celulares mientras se conduce un vehículo. Haz click aquí para que veas el mensaje.


Tomado de: Flores E. J. (1995) Ciencias hoy 6. Caracas Venezuela:
Editorial Santillana. S.A.
Flores E.J, (1995) Ciencias hoy 5. Caracas Venezuela.
Editorial Santillana. S. A.
Di Parsia. A, (1998) Ciencias de la Naturaleza y Tecnología.
Caracas Venezuela. Editorial Premier.
 
 
 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008