Firma páginas web


 
 
Quemaduras

Las quemaduras son lesiones causadas por la prolongada exposición de la piel a los rayos del sol, contacto con llamas, gases,  elevadas temperaturas, sustancias químicas o la corriente eléctrica. De acuerdo a la profundidad de la lesión, las quemaduras se pueden clasificar en tres tipos: primer grado, segundo grado y tercer grado.


Quemaduras de primer grado

Son las quemaduras menos graves. Se caracterizan por un enrojecimiento de la piel, hinchazón y mucho ardor. Cuando este tipo de quemaduras es producida por la prolongada exposición a los rayos solares en la playa o la montaña,  se le llama insolación.


En estos casos se recomienda aplicar frío sobre la parte afectada, colocando pañitos o bolsas de hielo. También se recomienda colocar una crema hidratante y consumir abundante agua para mantenerse hidratado. El ardor se va calmando poco a poco, la piel va perdiendo el color rojo y disminuye el escozor. Posteriormente la piel se oscurece y su superficie se va desprendiendo en numerosas y pequeñas escamillas.

Cuando la quemadura es por insolación, se debe trasladar a la víctima a un lugar fresco y protegido del sol, aflojarle la ropa, aplicar compresas de agua fría en la cabeza y el cuerpo y hacer que ingiera agua. Si la víctima pierde el conocimiento, debe mantenerse en posición horizontal con las piernas más elevadas que el resto del cuerpo, se le debe proveer de atención médica inmediata.

 

Si la quemadura es producida por calor, como por vapor de agua al abrir una olla de agua caliente del radiador de carro al abrirle la tapa, la región afectada se debe cubrir con una gasa estéril impregnada de una pomada o vaselina. Si la quemadura es muy extensa, debe vendarse para evitar el enfriamiento.

Si la quemadura es producida por una sustancia química como el limpiador de hornos,  se debe lavar la herida con abundante agua para neutralizar el efecto de la sustancia que produjo la quemadura. Si la quemadura fue producida por un ácido, como los que se utilizan en el laboratorio, debe lavarse la herida con una solución de bicarbonato de sodio y agua, luego debe buscarse asistencia médica.

Quemaduras de segundo grado

En este tipo de quemaduras, además del enrojecimiento y mucho ardor, aparecen ampollas llenas de agua, pudiendo ser superficiales o profundas. Cuando se rompen las ampollas eliminan un líquido claro quedando al descubierto la dermis, se deben tomar precauciones para impedir  el contagio con gérmenes y evitar una infección que empeoraría el estado del paciente.

Cuando las ampollas permanecen cerradas, deben limpiarse con alcohol para evitar una infección. Pero, si pasa el tiempo y no se rompen, deben romperse con mucho cuidado con un objeto como una aguja desinfectada y limpiar frecuentemente con alcohol o agua oxigenada la parte afectada, colocarle una pomada que contenga antibiótico u otra que indique el médico, y cubrirla con gasa o vendas.

En este tipo de quemaduras, a pesar que la piel sufre lesiones se regenera completamente, quedando igual a la de las zonas no quemadas. Generalmente no quedan marcas de la quemadura sufrida.


Al tratar este tipo de quemaduras se procede de la siguiente manera:

  • Retirar las prendas de vestir que estén cubriendo las quemaduras, pero sin desprender las partes que están adheridas.
  • Colocar sobre el área afectada una gasa impregnada de una solución de bicarbonato de sodio y agua.
  • Nunca debe usarse algodón, ya que pueden quedar partes de él en la herida y se puede infectar.
  • Suministrar medio vaso de agua cada 15 minutos.
  • Acostar a la persona con la cabeza más elevada que el cuerpo y cubrirlo para evitar enfriamiento.
  • Trasladarlo a un hospital o al centro de salud más cercano.

Quemaduras de tercer grado

Este tipo de quemaduras es la más grave, ya que lesiona permanentemente los tejidos superficiales y profundos, pudiendo llegar al hueso y producir la carbonización de un miembro o de todo el cuerpo. El tejido quemado degenera a causa de la violenta deshidratación. Las cicatrices pueden provocar deformaciones y dañar los tejidos adyacentes, limitan los movimientos y pueden ocasionar el cáncer de la piel.

Para curar una quemadura de tercer grado y  hacer que desaparezcan las cicatrices, se requiere eliminar una parte del tejido afectado y realizar injertos de piel, tomada de otras regiones del cuerpo. Cuando las quemaduras se han producido en una extremidad y afecta una zona de flexión, como la parte posterior de la rodilla, es aconsejable fijar de nuevo el tejido y mantener la extremidad en flexión.

Cuiando sucede este tipo de quemaduras, como precaución debe aplicarse la inyección antitetánica. Como se observa las quemaduras de tercer grado sólo puede ser atendida por un médico, las medidas de primeros auxilios consisten en trasladar a la víctima con prontitud para que sea atendida por un especialista.


Los primeros auxilios

Lo primero que se debe hacerse es tratar de controlar el dolor y prevenir una infección, para ello se debe:

  • Aplicar hielo o agua fría.
  • Colocar una gasa estéril y vendar suavemente la parte afectada.
  • Es muy importante, que el paciente tome mucha agua para mantenerse hidratado.

En caso de quemaduras graves, es necesario:

  • Retirar al paciente del fuego y colocarlo en un lugar seguro y no muy frío.
  • Aplicar a las heridas tiras de tela limpias empapadas en bicarbonato de sodio.
  • Llevar a la persona accidentada a un puesto asistencial de inmediato.


Recuerda
: Para prevenir quemaduras por el sol, la exposición a éste debe ser gradual o usar un protector solar. Debido al hueco de la capa de Ozono, se corre el riesgo de desarrollar un cáncer en la piel, así que si se expone al sol en horas entre 10:00 am a 3:00 pm, tanto en el mar como en la montaña, es importante siempre usar protector o bloqueador solar.



Tomado de: Di Parsia, E. A. y Hinds, M. W. (1998). Ciencias de la
Naturaleza y Tecnología 4 Caracas. Venezuela.
Editorial Premier.
Pérez, P. A. (1986). Estudios de Naturaleza y Educación
para la Salud. 5 Caracas. Venezuela. Editorial Larense.
Istíriz, R. C. (1992). Arco Iris Básico 5. caracas. Venezuela.
Librería Editorial Salesiana
 
 
 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008