Firma páginas web


 
 
Los materiales o sustancias

 

El Material

Es la sustancia o materia con que están hechos los objetos. Desde el punto de vista químico, las sustancias en la naturaleza se encuentran en dos formas:

Sustancia pura: es la forma de materia de composición uniforme e invariable y cuyas propiedades físicas y químicas son idénticas, todas sus partículas son del mismo tamaño. Como ejemplo: hidrógeno, oxígeno, oro.

Sustancias mezcladas: Es la unión de dos o más sustancias puras, cada una  conserva sus propiedades originales. Son llamadas mezclas y cada sustancia que las compone se llama componente.

Ejemplo: tierra, aire y agua.

 

Sustancias puras

1. Elementos: no pueden descomponerse en otros más simples, por ejemplo, el oxígeno. Los elementos pueden ser:

Metálicos: tienen brillo característico, son buenos conductores del calor y de electricidad, son duros, maleables y tienen firmeza., ejemplo de ellos son aluminio, cobre, estaño y otros. En Venezuela hay grandes reservas de metales, como el hierro, oro y bauxita, en el Estado Bolívar.

No metálicos: carecen de brillo y son malos conductores del calor y de la electricidad; ejemplo de ellos son  el nitrógeno, azufre, cloro. En Venezuela existen reservas de no metales en los Estados Cojedes y Guárico.

 

2. Los compuestos:  están formados por dos o más elementos diferentes que pueden ser separados por medios químicos, por ejemplo el agua está compuesta por hidrógeno y oxígeno. Se dividen en:

Orgánicos: son las que poseen carbono, por ejemplo, el diamante, el grafito, los seres vivos, el petróleo, azúcar, alcohol etílico.

Inorgánicos: son las que no poseen carbón, por ejemplo,  el cloruro de sodio, el carbonato de calcio, el ácido sulfúrico y otros.

 

Las mezclas desde el punto de vista óptico, se pueden clasificar en:

Homogéneas: cuando a simple vista no se pueden distinguir sus componentes, por ejemplo: la madera, el agua salada, otros. Las mezclas homogéneas se denominan soluciones.

Heterogénea: cuando se pueden distinguir sus componentes, por ejemplo: la arena, granito, ensaladas otras. Se les denominan mezclas.

 

Las soluciones

Son mezclas homogéneas, como el agua salada y el agua azucarada, están  formadas por dos partes:

Soluto: sustancia que se disuelve, ejemplos: la sal, el azúcar.

Solvente: sustancia que disuelve, ejemplo, el agua.

 

 

Las soluciones pueden ser líquidas, sólidas o gaseosas. Un ejemplo de las soluciones sólidas son las aleaciones de  metales, la unión de 2 o más metales. Un ejemplo de  as gaseosas es el aire, compuesto por muchos gases, como oxígeno, nitrógeno, anhídrido carbónico y otros. Ejemplo de las líquidas es el agua del mar, que posee muchos minerales disueltos en ella.

 

 

Propiedades de las soluciones

Solubilidad:  algunas sustancias tienen la característica de disolverse en otras, a una temperatura determinada. Eso se denomina solubilidad. La mayoría de sólidos y líquidos aumentan su solubilidad, al aumentar la temperatura.

 

Concentración: es la cantidad de soluto disuelto en una solución. De acuerdo a la concentración, las soluciones pueden ser:

Diluida: cuando el soluto es poco  y se ha disuelto completamente. También se le llama insaturada. Por ejemplo si se disuelve una cucharadita de azúcar en un vaso de agua, se disuelve rápido pero queda muy poco dulce.

Saturada: cuando tiene la máxima cantidad de soluto que el solvente puede disolver. Por ejemplo, si se disuelven 3 cucharadas de azúcar en un vaso de agua, en el fondo quedan algunos restos de azúcar sin disolver.

Sobresaturada: cuando la solución contiene una mayor cantidad de soluto de la que normalmente puede disolver Por ejemplo, si se colocan 10 cucharadas de azúcar en un vaso de agua, no podrá disolverse.

 

Los compuestos inorgánicos

Son los que no contienen carbono. Se dividen en:

Óxidos:  son compuestos constituidos por oxígeno y otro elemento. Pueden ser:

  • Metálico u óxido básico: metal + oxígeno.
  • Magnesio  + oxígeno =  óxido  de magnesio.
  • Hierro + oxígeno =  óxido de hierro.

No metálico u óxido ácido: también se le llama anhídrido. No metal + oxígeno.
Por ejemplo:

  • Nitrógeno + oxígeno = óxido de nitrógeno
  • Azufre + oxígeno = óxido de azufre.
  • Son  muy tóxicos y altamente contaminantes.

 

Ácidos:  son las sustancias que disueltas en el agua tienen sabor agrio, y al estar disueltos en el agua son buenos conductores de electricidad, contienen hidrógeno y pueden ser:

Ácidos oxácidos:

Hidrógeno + no metal + oxígeno

Hidrógeno + azufre + oxígeno = ácido sulfúrico, es usado para hacer abonos y baterías.

Ácidos hidrácidos:

Hidrógeno + no metal

Hidrógeno + cloro = ácido clorhídrico, o ácido muriático, se utiliza para lavar y desmanchar sanitarios.

 

Bases:  son compuestos que tienen oxígeno e hidrógeno y un metal, saben amargo y son jabonosas, al disolverse en el agua conducen la electricidad; neutralizan los ácidos; también se les llama hidróxidos, como ejemplo:

Sodio + Oxígeno + Hidrógeno= hidróxido de sodio, o sosa caústica, la cual se  usa para destapar cañerías.

Magnesio + hidrógeno + oxígeno= hidróxido de magnesio, o leche de magnesia, se utiliza como antiácido o laxante.

 

Sales: tienen sabor salado, conducen la electricidad, son compuestos que pueden estar formados por:

Metal + no metal= se llaman sales haloideas, por ejemplo:

Sodio + cloro= cloruro de sodio o sal común, se usa para cocinar.

Metal + no metal + oxígeno: se llaman sales oxisales,  por ejemplo:

Bario + azufre + oxígeno = sulfato de bario, se usa para las radiografías.

 

Los estudios científicos han demostrado que los minerales son necesarios para los seres vivos, por eso, además de los que se encuentran en estado natural, se producen en laboratorios. Algunos minerales como el calcio, el hierro y el litio influyen en el crecimiento y en la salud,  no sólo de seres humanos sino de todos los seres vivos. Otros cumplen funciones distintas, como el caso del flúor que se utiliza para prevenir la caries dental.

Muchas sustancias químicas son usadas para elaborar medicinas, otras para  elaborar productos como abonos, limpiadores, detergentes, plaguicidas, perfumes, refrigerantes  y otras cosa más.

La mayor parte de los limpiadores y detergentes que se usan diariamente son el resultado de óxidos, bases, ácidos y sales, elaborados en laboratorios y luego producidos en la industria. Aunque el fin primordial, es producir bienestar al ser humano, muchos de ellos deterioran el ambiente, porque al ponerse en contacto con otras sustancias emanan gases tóxicos y forman la denominada lluvia ácida y el efecto invernadero.

 

La lluvia ácida

Se  presenta la mayoría de las veces  en áreas industrializadas y se debe a la presencia de ácido sulfúrico y sulfuroso, producto de la quema indiscriminada de combustibles fósiles, carbón, petróleo y sus derivados. A su vez se forman al reaccionar el dióxido de azufre con la humedad atmosférica y producen ácidos que al llover producen la  lluvia ácida, que cae sobre las siembras, ciudades, animales, seres humanos y genera graves daños al ambiente.

 

El efecto invernadero

El contenido de dióxido de carbono en la atmósfera ha venido aumentando  cada año como consecuencia del uso de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón. La destrucción de bosques tropicales utilizando el método de cortar y quemar también ha sido un factor relevante que ha influido en el ciclo del carbono.

La concentración de otros gases que contribuyen al efecto invernadero, como el metano y los clorofluorocarbonos, usados en los aerosoles,  está aumentando todavía más rápidamente. El efecto de estos incrementos es el  aumento global de la temperatura. El calentamiento altera el clima en todo el mundo, afectando las cosechas y haciendo que el nivel del mar suba y  por esto  millones de personas se ven afectadas por las inundaciones.

 

 

Tomado de: Rincón L y Gutiérrez, J. (1999). Girasol. 6º Grado. Caracas:
Editorial Básica.
Rivas, E., Soto, G. y Arias, V. (2000). Nuevo siglo. Sexto grado.
Caracas: Editorial Excelencia.
_______  (1998). Construir. 6. Caracas: Editorial Excelencia.
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_______ ( 1999). Guía Escolar 6.   Caracas: Editorial Santillana.
Caballero, A. y Ramos, F. (1988). Iniciación a la química. 9º grado.
Barquisimeto: Editorial Logos.

 

Si quieres saber más:

http://www.pvem.org.mx/des_toxic.htm

 

 
Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008