Firma páginas web


 
 
Glándulas: hipófisis, gónadas, tiroides y suprarrenales y la relación con el sistema nervioso
 
El sistema endocrino constituye una organización en los seres vivos para transmitir ordenes internamente. Las glándulas de este sistema secretan hormonas, éstas difunden o son transportadas por el torrente sanguíneo a otras células del organismo a las cuales regulan sus actividades. Estas glándulas endocrinas son: la tiroides, paratiroides, hipófisis y suprarrenales, que desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la concentración normal de glucosa, sodio, potasio, calcio, fosfato y agua en la sangre.

El estudio practico de la endocrinología ha existido durante miles de años, pero la endocrinología moderna se supone haber nacido en 1849. Berthold, como consecuencia de experimentos de transplantes de testículos de aves postuló que estas glándulas sexuales masculinas secretan algunas sustancias, acarreadas por la sangre, que son esenciales en la diferenciación de los caracteres sexuales secundarios.


Bernardo Houssay

G. T. Cori
En 1901, el químico japonés Jokichi Takamine, aisló la sustancia responsable de la elevación de la tensión sanguínea y las adrenalinas. En 1921, algunos investigadores como F. G. Banting y C. H. Best, de la Universidad de Toronto, consiguieron aislar la hormona insulina, excelente para el tratamiento de la diabetes. En 1947, Bernardo Houssay y G. T. Cori, demostraron que la diabetes se debe al desarreglo de toda la actividad endocrina

Las glándulas en los vertebrados cumplen funciones importantes y determinantes en la regulación del metabolismo de los glúcidos, carbohidratos, lípidos y otros.


Las glándulas endocrinas humanas

En el organismo humano, la glándula pituitaria o hipófisis, se sitúa en la base del encéfalo. Sólo pesa medio gramo, pero desempeña un papel fundamental en la regulación de otras glándulas endocrinas. Presenta dos regiones claramente diferenciadas en forma de lóbulos: el lóbulo anterior o adenohipófisis y el posterior o neurohipófisis.

El Lóbulo Anterior es el más importante de la glándula hipófisis y el que más hormonas produce, las principales son:

  • La Hormona Tirotrópica o TSH: actúa sobre la tiroides, liberando la tiroxina que influye en el crecimiento del cuerpo y el metabolismo de grasas y carbohidratos.
  • La Hormona Folículo Estimulante o FSH: estimula la maduración de los óvulos, la aparición de los caracteres sexuales secundarios y contribuye al ciclo menstrual.
  • La Hormona Luteinizante o LH: es responsable del funcionamiento de los órganos reproductores femeninos y masculinos. Estimula el crecimiento y desarrollo de las gónadas.
  • La Hormona Adenocorticotrópica o ACTH: regula el metabolismo de glúcidos, proteínas y el equilibrio de agua y sales.
  • La Hormona Intertrópica o LHT: interviene en la preparación de las mamas, para lactancia.

 

Lóbulo Posterior: Las hormonas de este lóbulo no se sintetizan en la neurohipófisis sino en el hipotálamo.

  • La Hormona Vasopresina o VH: aumenta la presión sanguínea y por tanto la vasoconstricción, controla la perdida de agua a través de la orina.
  • La Hormona Oxitocina OH: aumenta la contracción de la musculatura lisa, especialmente del útero durante el parto y la mama para expulsión de leche en la lactancia.
Las Gónadas, son las glándulas sexuales masculinas y femeninas:

Los Testículos: segregan las hormonas andrógenos y testosterona, éstas estimulan el impulso sexual y el desarrollo de la barba, vello del cuerpo, cambio de voz y otros.

Los testículos

Los ovarios


Los Ovarios: segregan las hormonas estrógenos y progesterona. Las primeras tienen como función actuar en la primera fase del ciclo ovárico y las segundas tienen la responsabilidad de preparar el útero en la fecundación, y los senos para la lactancia.

La Tiroides

Es una glándula integrada por dos lóbulos unidos mediante una porción estrecha o istmos y situada a ambos lados de la traquea, bajo la laringe. Segrega la tiroxina, hormona que regula el metabolismo corporal, crecimiento y desarrollo sexual. Las deficiencias en la función tiroidea originan el bocio, aumento crónico del tamaño de la tiroides, y el cretinismo. Estos dos estados patológicos se caracterizan por la detención del desarrollo físico y mental. Actualmente la tiroxina se sintetiza en el laboratorio y pueden eliminarse las deficiencias anteriores.


La tiroides

Las Suprarrenales

Las Suprarrenales, son dos glándulas que se encuentran localizadas encima de cada riñón. Su estructura comprende dos zonas la corteza y la médula. Cada una de estas partes es una glándula independiente que elabora sus propias hormonas.

 

La Corteza produce varias hormonas entre ellas la cortisona, que regula la conversión de proteínas en azúcares y la aldosterona que impide la perdida excesiva de agua y regula el equilibrio de sales en el cuerpo, disminuyendo la eliminación de sodio, de cloro y aumentando la excreción del potasio. La hiposecreción de hormonas corticales produce la enfermedad de Addison que se manifiesta por: debilidad muscular, fallas cardíacas, trastornos digestivos, pigmentación bronceada de la piel por producción exagerada de melanina. Esta enfermedad es mortal.

La Zona Medular segrega adrenalina, que tiene como función alterar el organismo para la defensa o el ataque. La secreción de esta hormona no es continua, sólo se produce en los momentos de tensión o fuertes emociones, en situaciones de alarma. De allí que reciba el nombre de "hormona de la emoción o de las emergencias".

Relación de las Glándulas Endocrinas con el Sistema Nervioso

La integración entre los sistemas nerviosos y endocrino es tan intima que se considera como una unidad fisiológica, el sistema neuroendocrino. La hipófisis se relaciona con el sistema nervioso central a partir del hipotálamo. Este recibe todo tipo de estímulos que actúan como señales en el sistema nervioso, produciendo actividad, lo que permite la secreción de distintas hormonas, cada una de acuerdo con la procedencia o naturaleza del estímulo.


Las distintas hormonas actúan sobre glándulas endocrinas específicas provocando la liberación de otras hormonas que van al torrente sanguíneo ejerciendo su consecuente función. De tal manera que se genera un mecanismo de estimulación que, a su vez, si los niveles de dichas sustancias son excesivos, produce una retroalimentación negativa. Esto implica que las hormonas ejercen una especie de señal sobre el hipotálamo o sobre la hipófisis, inhibiendo la secreción hormonal para que el organismo regrese a un estado de equilibrio.
Esquema de los mecanismos de estimulación e inhibición de la hipófisis.


Tomado de:
Barriuso, P. (1998). Biología de 8º grado. Caracas.
Venezuela. Distribuida Zacarías.
BSCS (1992). Ciencias Biológicas de las Moléculas al hombre.
México. Distrito Federal. Editorial Continental, S.A.
Feliu, Z. y Tineo, A. (1995). Ciencias Biológicas 8º grado. Caracas.
Venezuela. Ediciones CO-BO.
Naranjo, E. y Sánchez, A. (1995). Biología de 8º grado. Caracas.
Venezuela. Ediciones CO-BO.
Villeé, C. (1996). Biología. México. Distrito Federal.
Mc Graw-Hill Interamericana de México, S.A.

Imágenes:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/images/ency/fullsize/8966.jpg


Bibliografía Recomendada:
General Endocrinology, por C. D. Turner y J. T. Bagnara, es un excelente texto de introducción que abarca los aspectos biológicos básicos de la endocrinología.

Fuentes de fotografias
http://www.fmmeducacion.com.ar/Historia/Notas/nobelargentinos.htm

http://www.nobel.se/medicine/laureates/1947/cori-gt-bio.html
http://pcs.adam.com/presentations/100042_7183.htm
http://www.ampersandsi.com/gineweb/galeria/anatomia/anatomia.htm
http://www.besthealth.com/spanish/surgery/body_parts/tiroides.htm
http://www.besthealth.com/ency/index_bodyguide.html
 
 
Otros Temas:

Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Interactividades | Dudas |
| Recomendar esta página | Imprimir esta página |
Volver a contenido por etapas |

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008