Firma páginas web


 
 
Manifestaciones plásticas de los Aztecas



Uno de los más importantes pueblos que vivieron en América Central fueron los Aztecas. Estos llegaron a México en el siglo XII d.C., venían de una isla llamada Aztlán, ubicada al norte de California. Su peregrinación duró más de 200 años hasta que se establecieron de forma definitiva en el valle de México, donde fundaron las ciudades de Tlatelolco y Tenochtitlán, esta última conocida hoy día como México.

Se caracterizaban por poseer un carácter guerrero, por hacer ritos crueles y por la gran importancia que le concedían a los astros y a todos aquellos fenómenos físicos y meteorológicos. Debido a su carácter dominaron a todos los pueblos vecinos, y fundaron un poderoso imperio en la gran ciudad de Tenochtitlán.
 


Relieve Azteca

La arquitectura de los Aztecas se caracteriza por:

  • La disposición de las ciudades eran de carácter regular, en el centro de cada una de ellas había una plaza, en torno a la cual se encontraban los principales edificios religiosos. Estaban realizadas sobre conjuntos simétricos, donde se imponen las líneas geométricas.
  • En toda ciudad azteca el templo fue el edificio principal.
  • Su arquitectura era de grandes masas y de medidas grandiosas.
  • En el exterior siempre se presentaba un aspecto geométrico y monótono, y en el interior se observaban espacios pequeños y oscuros, ya que no existían en las edificaciones otros huecos a parte de las puertas.
  • Utilizaban vigas de maderas para los techos, por lo que se usaban las platabandas y el dintel.
  • En los exteriores se decoraban con motivos abstractos y realistas.
  • Hicieron ensayos de falsos arcos y bóvedas.


Existieron varios tipos de viviendas; unas en las que se empleaba como material principal la caña o ramas, y las otras en las que se emplearon el adobe, las piedras o los adobes colocados sobre argamasa.
La religión dominaba toda la vida de los aztecas, por lo que sus gobernantes tenían también funciones de sacerdotes. Por esto mismo, la arquitectura se basaba en la construcciones de templos religiosos, su arquitectura era dedicada al culto y a las divinidades.

Arquitectura Azteca
 





Pirámide del sol


Los Templos reciben el nombre de Teocalli, y se levantan en el centro de un gran patio formado por edificaciones importantes. Consisten en la superposición de terrazas de muros oblicuos los cuales forman una pirámide escalonada. En la última plataforma se alzaba el recinto sagrado, el cual era una cámara rectangular con un lado mayor mirando al frente y diversas puertas, que van separadas por columnas. Para acceder a ello se levantaban unas escalinatas las cuales trepaban por una de las caras de la pirámide. Las construcciones se decoraban con esculturas y relieves policromados.

El Palacio va situado por lo general al lado del Teocalli (templo), y consiste en una construcción rectangular, larga y estrecha, sobre terrazas en el centro de un gran patio encuadrado por otras construcciones secundarias. Era por lo tanto una especie de fortaleza, formada por el propio palacio y sus dependencias. Las puertas eran bajas y angostas y no habían ventanas, lo que hacía el interior oscuro.

La escultura Azteca es vigorosa y terrorífica, con tendencia a un realismo agresivo, está hecha para inspirar miedo. Sus temas son dioses, monstruos y animales, tallados con una gran energía que sabe expresar el poder de la figura representada. Dominan las leyes de frontalidad y verticalidad, así como una necesidad geométrica de reducir las figuras a un esquema cúbico.

La diosa coatlicue
 


Penacho de Plumas

En la Artesanía, las industrias más desarrolladas fueron el tejido, la cerámica, la orfebrería y la talla en piedra y concha. De piedras talladas eran los mosaicos, vasijas, hachas, cuchillos ceremoniales, espejos, entre otros. La Obsidiana era la piedra más usada, junto con la turquesa y el cristal de roca. El cobre se trabajaba martillado o fundido.

El material textil lo sacaban de algunas plantas (algodón) y de algunos animales (conejo). Conocían el procedimiento de tinte que daban colores muy hermosos a los hilos, sobre todo un color rojo muy vivo. También tejían plumas para hacer capas y adornos.


 
Los Vestidos de los hombres del pueblo consistían en un simple taparrabos y una manta anudada al hombro izquierdo. Las cabezas las llevaban descubiertas. Las mujeres vestían con una especie de saya que llegaba a los pies y una camisa hasta las rodillas llamada Huipilli. Como calzados usaban sandalias de piel o de fibra vegetal.

Las damas importantes se cubrían con una especie de casulla cuadrada, hecha de fibra o algodón. Los hombres, se vestían con vestidos lujosos de acuerdo al rango. Se adornaban las cabezas con grandes arreglos de plumas y llevaban en los labios, narices y orejas varillas o anillos de oro. Otros adornos corporales muy usados por las clases altas eran colgantes, pectorales, diademas, collares, y brazaletes, entre otros.

 
Tomado de: Pérez, R. (1995). Educación Artística 8º. Barquisimeto:
Editorial Larence. Edición 3º.
Millán, C. (1986). Educación Artística 8º. Editorial Logos. Edición 10º.
Martínez, L. y Millán, C. (S/F). Educación Artística Visualizada.
Editorial Gráfica Moderna. Edición 2º.

Fuentes de fotografias
http://www.azteca.net/aztec/prehisp/piramide_sol.html
http://lectura.ilce.edu.mx:3000/.../3milenio/arte/htm/sec_4.htm

 
Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Interactividades | Dudas |
| Recomendar esta página | Imprimir esta página |
Volver a contenido por etapas |

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008