VON, G. Johann, W.
Filósofo francés, teórico político y social, músico, botánico y uno de los escritores más
elocuentes del siglo de las Luces. Rousseau, que nació en Ginebra el 18 de junio de 1712,
fue educado por un tío y una tía tras la muerte de su madre pocos días después de
su nacimiento. Fue empleado como aprendiz de grabador a los 13 años, pero después de tres
años lo abandonó para convertirse en secretario y acompañante asiduo de madame Louise de
Warens, una mujer rica y generosa que tuvo una profunda influencia en la vida y escritos
de Rousseau. En 1742 Rousseau se trasladó a París donde se ganó la vida como profesor y
copista de música, y secretario político. Llegó a ser amigo íntimo del filósofo francés
Denis Diderot, quien le encargó escribir artículos sobre música para la
Enciclopedia francesa. En 1750 Rousseau ganó el premio de la Academia de Dijon por su
Discurso sobre las ciencias y las artes (1750), y en 1752 su ópera El sabio del pueblo fue
interpretada por primera vez. En los anteriores, y en su Discurso sobre el origen de la
desigualdad entre los hombres (1755), expuso su opinión de que la ciencia, el arte y las
instituciones sociales han corrompido a la humanidad y que el estado natural, o primitivo,
es superior, en el plano moral, al estado civilizado. La retórica persuasiva de estos
escritos provocaron comentarios burlones por parte del filósofo francés Voltaire, quien
atacó las opiniones de Rousseau y por ello los dos filósofos fueron enemigos
enconados. Rousseau abandonó París en 1756 y se retiró a Montmorency, donde escribió la
novela Julia o la nueva Eloísa (1760). En su famoso tratado político El contrato social
(1762) expuso sus argumentos para libertad civil y ayudó a preparar la base ideológica
de la Revolución Francesa al defender la voluntad popular frente al derecho divino. En
su influyente estudio Emilio (1762) Rousseau expuso una nueva teoría de la educación,
subrayando la importancia de la expresión antes que la represión para que un niño sea
equilibrado y librepensador. Las opiniones poco convencionales de Rousseau le enemistaron
con las autoridades francesas y suizas, le alejaron de muchos de sus amigos, y en 1762
huyó primero a Prusia y después a Inglaterra, donde fue amparado por el filósofo escocés
David Hume. No obstante, pronto se enemistaron en cartas públicas y polemizaron el uno con
el otro. Durante su estancia en Inglaterra preparó el manuscrito de su tratado
sobre botánica publicado póstumamente La Botánica (1802). Rousseau regresó a Francia en
1768 bajo el nombre falso de Renou. En 1770 completó el manuscrito de su obra más notable,
la autobiográfica Confesiones (1782), que contenía un profundo autoexamen y revelaba los
intensos conflictos morales y emocionales de su vida. Murió el 2 de julio de 1778, en
Ermenonville, Francia. Aunque Rousseau hizo una gran contribución al movimiento por la
libertad individual y contra el absolutismo de la Iglesia y el Estado en Europa,
su concepción del Estado como la personificación de la voluntad abstracta de las personas
y sus argumentos para el cumplimiento estricto de la conformidad política y religiosa, son
considerados por algunos historiadores como una fuente de la ideología totalitaria. La
teoría de la educación de Rousseau llevó a métodos de cuidado infantil más permisivos y
de mayor orientación psicológica e influyó en el educador alemán Friedrich Fröbel, el
reformador educativo suizo Johann Heinrich Pestalozzi, y otros pioneros de la educación
moderna. La nueva Eloísa y Confesiones introdujeron un nuevo estilo de expresión
emocional extrema, relacionado con la experiencia intensa personal y la exploración de los
conflictos entre los valores morales y sensuales. En estos escritos Rousseau influyó de
modo decisivo en el romanticismo en literatura y en la filosofía de principios del
siglo XIX. También tuvo que ver con la evolución de la literatura psicológica, la teoría
psicoanalítica y el existencialismo del siglo XX, en particular en su insistencia sobre el
libre albedrío, su rechazo de la doctrina del pecado original y su defensa del aprendizaje
a través de la experiencia más que por el análisis. El espíritu y las ideas de la obra
de Rousseau están a medio camino entre la Ilustración del siglo XVIII, con su defensa
apasionada de la razón y los derechos individuales, y el romanticismo de principios del
XIX, que propugnaba la experiencia subjetiva intensa frente al pensamiento racional.
Tomado de: http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1765