Firma páginas web

 
Aguas Oceánicas

Los océanos son grandes masas de agua que rodean a los continentes. Los términos mar y océano se emplean a menudo como sinónimos para referirse a las extensiones de agua salada. Sin embargo, desde el punto de vista geográfico, un mar es una masa de agua sustancialmente menor que un océano. El océano considerado en su conjunto, abarca toda la Tierra como un inmenso manto de agua que no se interrumpe.

El volumen de las tierras emergidas es inferior al de las sumergidas. Si los materiales de las montañas rellenaran los valles y los bajos niveles, la tierra firme alcanzaría solamente una altura uniforme de 700 metros.

Si lo mismo sucediera con las tierras sumergidas, si todas ellas se situaran en un nivel uniforme, la profundidad de los mares sería de 3.5 kilómetros. Los océanos predominan en el Hemisferio Sur, por lo cual se le ha llamado Hemisferio Oceánico. La Tierra tiene una superficie de 510 millones de Km2, de éstos, 149 millones de km2 corresponden a las tierras emergidas y 361 millones de Km2 a las aguas. La mayoría de las tierras emergidas se encuentran en el Hemisferio Norte, por lo que también se le conoce como Hemisferio Continental. En la siguiente tabla (ver Tabla 1) se muestra la distribuci ón de los mares en ambos hemisferios, y se observa que la mayor cantidad de kilómetros abarcados por el agua corresponde al Hemisferio Sur.

Tabla 1.- Distribución de los mares en el Hemisferio Sur y el Hemisferio Norte

Hemisferio Kilómetros abarcados
Norte
         Océanos
         Continentes

155 millones de Km2-60%
100 millones de Km2-40%
Sur
        Océanos
        Continentes

206 millones de Km2-80%
49 millones de Km2-20%


Las aguas oceánicas tienen una profundidad media de 4 kilómetros , y alcanzan hasta 11 kilómetros de profundidad en los grandes abismos del Océano Pacífico, como la Fosa de las Marianas, que tienen una profundidad de 11 034 metros y una longitud de 2 550 kilómetros , y cuya dimensión es superior a las más altas montañas terrestres, como la del Everest, que alcanza 8 800 metros.

El volumen de las tierras emergidas es inferior al de las sumergidas. Si los materiales de las montañas rellenaran los valles y los bajos niveles, la tierra firme alcanzaría solamente una altura uniforme de 700 metros . Si lo mismo sucediera con las tierras sumergidas, si todas ellas se situaran en un nivel uniforme, la profundidad de los mares sería de 3.5 kilómetros.

Los mares y océanos.

En la Antigüedad , antes de que se iniciaran las grandes travesías marítimas, se conocían siete superficies de agua. Convencidos de que no existían otras, los navegantes adoptaron la expresión “Siete Mares”, que se refiere a los mares conocidos por los mahometanos antes del siglo XV: el Mar Mediterráneo, el Mar Rojo, el Mar de África Occidental, el Mar Africano Oriental, el Mar de China, el Golfo Pérsico y el Océano Índico. Esa idea se mantuvo durante mucho tiempo, y comenzó a cambiar cuando se iniciaron las grandes expediciones oceánicas, que fueron descubriendo otras zonas que recibieron nuevos nombres. Así se fue perdiendo el viejo concepto de los Siete Mares y, en la actualidad, según los datos aportados por la Oficina Hidrográfica Internacional, existen 54 mares distribuidos en cinco grandes océanos.

Los océanos han sido divididos de manera convencional en cinco:

1) El Océano Pacífico es el más extenso, ocupa una superficie de 175 millones de Km2.
2) Le siguen en tamaño el Atlántico (82 millones de km2).
3) Índico (73 millones de km2).
4) Glacial Ártico (14 millones de km2).
5) Glacial Antártico (14 millones km2).

Dinámica de los Océanos:
El agua del mar, por diversas causas, está en constante movimiento, sufre desplazamientos que provocan, entre otras cosas, la formación de olas, mareas y corrientes. Estos movimientos tienen un marcado efecto sobre los seres marinos ya que condicionan la distribución de las especies de vida libre al colaborar, por un lado, en los movimientos migratorios estacionales de muchas especies y, en segundo lugar, al transportar sustancias nutritivas de unos lugares a otros, favoreciendo el desarrollo y distribución de organismos planctónicos. En el mar se puede distinguir dos categorías de movimientos:

Las ondas: Son oscilaciones periódicas constituidas por una serie regular de crestas y depresiones.

Las corrientes: Consisten en el flujo de agua en una dirección dada.

Las ondas son las responsables de la formación del oleaje.


El oleaje y sus características.
El viento es responsable de la generación del oleaje que se desplaza sobre la superficie del agua y que juega un rol muy importante en la modificación de la línea costera. Las olas son movimientos ondulatorios, oscilaciones periódicas de la superficie del mar, formadas por crestas y depresiones que se desplazan horizontalmente. El estudio de las olas las dividen en: olas de agua profunda, que no están influenciadas por el fondo pues se mueven independientemente de él y en olas costeras que por disminución de la profundidad del agua, su forma y movimiento, están afectados por el fondo.

Olas en agua profunda:
Producen un movimiento más o menos regular en la superficie del océano, denominado oleaje, en el cual la altura de la ola es relativamente débil en relación con el largo de la onda. El oleaje se propaga en el océano por lo general muy lejos del lugar donde se origina. Este oleaje es teórico y se explica por soluciones matemáticas.

Como las olas son muy variables para analizarlas y describirlas se usan métodos estadísticos donde se aplican diversos programas y formulas utilizando las diferentes variables definidas según se requiera. Así, para la altura, normalmente se refiere a la altura significativa, esto es el promedio de 1/3 de las olas más altas observadas en una serie en un período de tiempo determinado. En el océano Atlántico la altura significativa de las olas es de dos metros.

Las olas se caracterizan por su: longitud de onda, período, pendiente, altura, amplitud y velocidad de propagación, estas son variables físicas y geométricas que se definen a continuación:

Longitud de onda (L): es la distancia horizontal entre dos crestas o dos depresiones sucesivas.
Período (T): es el tiempo, contado en segundos, entre el paso de dos crestas sucesivas por un mismo punto.
Altura (H): distancia entre la cresta de la ola y el nivel medio del mar.
Pendiente: relación entre la altura y la longitud de onda (H/L).
Amplitud (A): distancia entre la cresta y el valle de la ola.
Velocidad de propagación: V= Longitud de onda/Período

Principales áreas de generación del oleaje:

Son aquellas donde soplan los vientos del Oeste en las zonas templadas de los dos hemisferios. Las tormentas dan origen a olas del noroeste (NW) y del suroeste (SW), a partir de los 40º de latitud. Fuera de estas regiones hay sólo un área importante en la generación de olas: el mar de Arabia, en los meses de junio, julio y agosto, durante el monzón de verano que es muy violento.

Los vientos alisios rara vez generan grandes olas. Los ciclones tropicales generan olas enormes pero en forma muy irregular. Así, la mayor parte de las olas observadas en las regiones intertropicales son originarias de las regiones de latitudes más elevadas y son propagadas libremente sobre miles de kilómetros.

Las regiones que tienen alta frecuencia de ocurrencia de vientos fuertes son regiones en las que se generan olas y corresponden a las zonas de actividad frontal en las más altas latitudes de ambos hemisferios. El cinturón de tormentas del sur, es el área generadora de olas más clara y definida del mundo porque allí se registran gran cantidad de vientos fuertes (8-9º) Beaufort son relativamente persistentes en cuanto a ubicación y soplan sobre largas distancias en el mar.

Con relación al tipo de olas se distinguen los siguientes ambientes de oleaje:

     • Ambientes de ola de tormenta: que ocurren en las altas latitudes donde soplan vientos fuertes        frecuentes creando olas altas y de fuerte pendiente. La dirección dominante de los vientos en        estos cinturones templados es Oeste. La costa oeste de la Patagonia es probablemente la más        atacada por las olas de tormenta durante todo el año y contrasta con la costa este donde el        ataque es menor. Las costas en estos lugares poseen acantilados rocosos y plataformas de        abrasión. Estas costas rocosas tienen importancia ecológica y humana porque proveen hábitat        adecuados para algunas algas que están siendo explotadas y para algunas especies de fauna.

     • Ambiente de olas de costas oeste: olas largas y bajas que se han generado en los cinturones        de tormenta y que posteriormente han disminuido su energía al alejarse de sus áreas de        formación. Su nivel de energía es mayor en las latitudes más altas y moderadas en los trópicos.        Son costas relativamente homogéneas del punto de vista del oleaje, exceptuando parte de las        costas de México que pueden estar afectadas por ciclones tropicales; o las costas de la India en        que el oleaje puede ser reforzado por olas generadas por el monzón estacional. El oleaje del        suroeste (SW) ocurre a lo largo de la costa oeste de América desde California a Chile; costa        oeste de África.

     • Ambiente de costas este: niveles de energía bajos a moderados, con la excepción de sectores        de costas tropicales afectados por ciclones.

     • Ambientes protegidos: se trata de costas en las que el oleaje oceánico no penetra porque se        encuentran protegidas por cubiertas de hielo o porque se encuentran localizadas fuera de los        cinturones de tormenta.

El aumento del nivel de las aguas de los océanos.
El aumento del nivel de los océanos es causado por dos factores. El primero es la llegada al océano de las aguas provenientes de fuentes, tales como hielo derretido de los glaciares y de las capas polares, entre otros. Esto a consecuencia del calentamiento global. Algunos ejemplos de esto se mencionan a continuación:

     • La capa de hielo del Pico Kilimanjaro puede desaparecer completamente en 20 años. Cerca de        una tercera parte del hielo del Kilimanjaro ha desaparecido en los últimos 12 años y el 82% se        ha desvanecido desde que fue puesto en mapas por primera vez en 1912.

     • El hielo marino del Océano Ártico se está adelgazando.

     • Masas impresionantes de hielo antártico se han desplomado en el mar con una rapidez alarmante.

El segundo factor es la expansión termal del agua de los océanos. A medida que la temperatura de las aguas oceánicas aumenta y los mares se hacen menos densos, ellos se expandirán, ocupando una mayor superficie del planeta. Un aumento de la temperatura aceleraría la tasa de aumento del nivel del mar. Desde el final de la última edad de hielo, hace 18.000 años, el nivel del mar ha subido más de 120 metros.

     • Los datos geológicos sugieren que los niveles globales promedio del nivel del mar pueden haber        subido a una tasa promedio de 0.1 a 0.2 mm por año en los últimos 3,000 años.

     • Sin embargo, los datos de los medidores de mareas indican que la tasa global de aumento del        nivel del mar durante el Siglo XX fue de 1 a 2 mm por año.

A lo largo de costas relativamente llanas como las del Atlántico, o a lo largo de costas que bordean los deltas de ríos fértiles y altamente poblados, una subida de 1 mm en el nivel del mar causa un retroceso de la costa de 1.5 metros . Este efecto de retroceso puede verse en las costas en los Estados Unidos de Norteamérica:

     • A lo largo de la pantanosa Costa del Golfo de la Florida , los efectos del aumento del nivel del        mar pueden ser observados en el número de palmas reales (cabbage palm, Sabal palmetto )        muertas en los bordes de los pantanos salobres que dan al mar.

     • A lo largo de la costa Atlántica de los Estados Unidos, la erosión está angostando las playas y        destruyendo casas vacacionales. A medida que el nivel del mar sube y las comunidades costeras        continúan creciendo y bombeando agua de sus acuíferos, la intrusión de agua salada en los        depósitos subterráneos se convertirá en un gran problema.

Las naciones isleñas de baja altura en el Pacífico se inundarán o verán sus acuíferos de agua potable invadidos por agua salada.

     • Tuvalu está formado por nueve atoles coralinos entre Australia y Hawaii. Su punto más alto se        encuentra a 5 metros ( 15 pies ) sobre el nivel del mar. A medida que el nivel del mar ha subido,        Tuvalo ha experimentado la inundación de sus áreas bajas. La intrusión de agua salada está        afectando sus aguas potables y la producción de alimentos. Los líderes de Tuvalo han predicho        que la nación se verá sumergida en 50 años. En Marzo del 2002, el Primer Ministro del país le        pidió a Australia y a Nueva Zelanda que proveyeran hogares para su gente si su país        desapareciera bajo las aguas, pero la petición de esta nación ha sido ignorada.

     • Otras naciones isleñas amenazadas incluyen las Islas Cook y las Islas Marshall. Durante la        última década, la Isla Majuro (parte de las Islas Marshall) ha perdido hasta un 20% de su costa        playera.

Además de las naciones isleñas, los países con costas bajas se ven amenazados por la subida del nivel del mar. Una subida de 1 metro inundaría la mitad de los campos de arroz de Bangladesh. Otras tierras bajas productoras de arroz incluyen áreas en Viet Nam, China, India y Tailandia. La subida del nivel del mar crearía millones de refugiados climáticos en las Filipinas, Indonesia y Egipto. Las temperaturas altas no sólo afectarán el nivel de los océanos sino que además alteraran los ecosistemas, los patrones de lluvia y el clima.
 
 
 

Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008