Firma páginas web

 
Estudio de los fósiles

Otra forma de determinar la edad del planeta Tierra, es través del estudio de los fósiles. Los fósiles son restos, huellas o impresiones dejadas por los organismos que vivieron en otras épocas y que se han conservado en diferentes formaciones geológicas, su estudio está a cargo de la Paleontología. Aquellos animales o plantas cubiertos por capas sedimentarias, se convierten en fósiles, preservando así la morfología que posteriormente permitirá su identificación. Para que el fenómeno de fosilización sea posible, los restos de los animales son recubiertos por varias sustancias minerales como los carbonatos, la sílice y sulfuro de hidrógeno que complementan la petrificación.

(Explora la imagen)

Ley de sucesión faunal u floral
La recolección y observación de fósiles en una cantera de Inglaterra en 1794 por el topógrafo William Smith, permitió establecer el principio de repetición sucesional de restos orgánicos, de diferentes estratos del Jurásico, que llamó fósiles guía, sus ideas no tardaron en difundirse por toda Europa, y de una manera especial en Francia, donde fue objeto de estudios científicos por parte de los sabios franceses como Lamarck, Cuvier y Brogniart. Esto generó la siguiente ley: “La edad de las rocas en todas partes puede deducirse de su contenido fósil”.


Los Graptolitos aparecen desde el Cambriano y adquieren gran importancia en el Silúrico, donde aparecen como fósiles guías. Los Graptolitos son colonias formadas por i ndividuos muy pequeños. Cada individuo vivía dentro de una cubierta quitinosa y tubular (la teca o hidroteca ). Las tecas estaban dispuestas formando una vara que recibe el nombre de rabdosoma . Los rabdosomas, estaban distribuidos radialmente y unidos a un flotador  o neumatóforo. Las colonias flotaban a la deriva en todas direcciones y otros permanecían fijos sobre algas flotantes.

Las Balemnitas son fósiles extinguidos de la clase de cefalópodos que sirven como fósiles guías de la Era Mesozaica.

Fósiles Guía: como su nombre lo indica, sirven de ayuda o guía en la determinación de la edad relativa (paleontológica) de una formación. De manera general, todos los fósiles son guías muy valiosas en la identificación de las secuencias estratigráficas, pero, un verdadero fósil guía, para que se le considere como tal, debe tener amplia distribución geográfica, así como también, deben tomarse en cuenta las características estructurales que le permitieron evolucionar en el tiempo geológico. Por ejemplo, los trilobites (artrópodos) se han tomado como fósiles guías en toda la Era Paleozoica , por su amplia distribución geográfica: representa el 60% de la fauna cámbrica, donde hacen su aparición, representados por muchos géneros y especies, que sirven para identificar determinadas formaciones como fósiles característicos, como Olenus, Paradoxides y Olenellus.

Trilobites: Estos pequeños artrópodos, invertebrados de patas articuladas y cuerpo segmentado, de origen marino, de dimensiones hasta de 60 centímetros tenían el cuerpo ovalado y dividido en tres partes. Son animales exclusivamente fósiles guías de la Era Paleozoica.

Las amonitas:
también son fósiles guía de la Era Mesozoica, donde alcanzan un desarrollo extraordinario. Aparece desde el Devónico. Estos moluscos marinos de clase cefalópodos, debido a su rápida evolución y gran reaparición geográfica tienen gran importancia paleontológica. El diámetro de la concha alcanza desde varios centímetros hasta 2.50 metros.

Muchos fósiles pertenecen a especies extinguidas, es decir, que no tienen representantes en la época actual; pero la mayoría, son el origen de representantes actuales de la fauna y flora que han experimentado la evolución a través de los tiempos. Los fósiles que son la clave del pasado, guardan estrecha relación con el medio físico en que vivieron. Entre los fósiles animales desaparecidos (trilobites y amonites), también se pueden citar otros como el Terodáctilo, el primer reptil volador que se extinguió en el Cretáceo. El Mamut, por ejemplo, es una especie desaparecida del género Elefante, que vivió en Siberia y Alaska.

Fósiles molde: Son la reproducción exacta de la forma exterior del animal o planta en una sustancia mineral, cuyo esqueleto ha sido disuelto por la acción química y se ha reproducido al solidificarse. Cuando los fósiles son ejemplares raros, para usarlos en los laboratorios, pueden ser obtenidos artificialmente en un molde de yeso.

Fósiles huella: Son aquellos organismos que no han dejado petrificación completa, sino parte de ella o simplemente las impresiones, como las partes de hojas, tallos de las plantas, huellas o pisadas de ciertos animales, alas, espinas, plumas, dientes, vértebras, y otros, en sedimentos pizarrosos, carboníferos o de otra naturaleza.

Escala de tiempo geológico
Para el estudio de los acontecimientos del pasado, la historia ha sido divida en tiempos geológicos, donde se describen las Eras Geológicas: Primaria, Secundaria, Terciaria y Cuaternaria, estos nombres fueron sustituidos por: Primaria = Paleozoica, Secundaria = Mesozoica, Terciaria = Cenozoica. La denominación cuaternaria, aún es de uso frecuente aunque algunos autores la denominan Psicozoica (Antropozoica) para identificar la aparición del ser humano o era de la inteligencia, llamada también Neozoica. Estas divisiones han sido logradas mediante los estudios realizados por las técnicas ya mencionadas: estatigrafía, Ley de sucesión faunal u floral, entre otras.

Debido a que los procesos geológicos y morfogenéticos, normalmente, ocurren tan lentamente que exceden las posibilidades de observación humana, los geólogos han ido desarrollando desde el siglo pasado una escala de tiempo, basada en eventos geológicos y biológicos globales, que se utiliza como marco de referencia temporal absoluta . Se toma como inicio la época de formación de la Tierra , aunque se cuenta hacia atrás en millones de años. Los lapsos se establecen con criterios geológicos (estratigráficos) y biológicos. Los grandes períodos tienen alcance planetario y son fundamentales para establecer el tiempo geológico.

Las unidades litoestratigráficas se han establecido a partir de los caracteres litológicos de la sucesión estratigráfica . Son las más utilizadas, ya que muestran una gran objetividad. La principal limitación es, que están condicionadas por los ambientes sedimentarios.

Las unidades bioestratigráficas son establecidas a partir de las características paleontológicas fósiles que presentan las rocas estratificadas. Son consideradas bastante objetivas pues al basarse en la evolución , no son repetitivas y cubren un espacio que puede llegar a ser la totalidad de la superficie de la Tierra. La principal limitación consiste en que están subordinadas a la presencia de fósiles.

Los geólogos y los biólogos fueron estableciendo, simultáneamente, dos escalas de la historia de la Tierra : una estratigráfica , para las rocas y su fauna asociada (cronoestratigráficas), y otra cronológica , para el paso de un tiempo que no se sabía como medir (geocronológicas).
La equivalencia entre las divisiones estratigráficas y las cronológicas es la siguiente:

Divisiones cronoestratigráficas
Divisiones geocronológicas
Eontema
Eratema
Sistema
Serie
Piso
Cronozona
Eón
Era
Período
Época
Edad
Zona

La historia geológica de la Tierra se ha dividido en distintas unidades . Lo más normal es usar las unidades geocronológicas, para las grandes divisiones, que ordenadas de mayor a menor son: eones, eras, períodos, épocas, y las estratigráficas para las divisiones de menor rango, que de mayor a menor son: series, pisos, zonas. Para fines de este tema usaremos : eón, eras, período, época y piso.

Tabla del tiempo geológico

El eón es la unidad geocronológica de mayor intervalo en la escala de tiempo geológico. Se distinguen tres eones:
     • Arcaico, abarca desde hace unos 3 . 800 millones de años (m.a.) hasta 2.500 m.a.;
     • Proterozoico, desde 2.500 m.a. hasta 590 m.a. y
     • Fanerozoico, que se extiende desde hace 590 m.a. hasta la actualidad.

En la tabla aparece el Precámbrico como eón, ya que abarca el Arcaico y el Proterozoico. Además, la geocronología anglosajona añade el Hadeico , evocando al hades infernal que se supone desde los comienzos de la formación del planeta hace unos 4 . 500 m .a. hasta el comienzo del Arcaico hace unos 3.800 m.a. El período anterior al Proterozoico también se denomina Azoico, que en la tabla se hace sinónimo de Arcaico, aunque incluye el Hadeico. A pesar de que en la tabla aparece como la división que menos ocupa, la Precámbrica abarca más del 80% del tiempo geológico.

Los eones se dividen en eras, definidas a partir de grandes discordancias que señalan el inicio de distintos ciclos orogénicos. Así, el Fanerozoico lo integran tres eras geológicas que son:

     • Paleozoica, desde 590 - 245 m.a;
     • Mesozoica, desde 245 - 65 m.a. y
     • Cenozoica, desde 65 m.a. hasta la actualidad.

Antiguamente al Paleozoico se le llamaba Primario y al Mesozoico Secundario, pero esas denominaciones, hoy han caído en desuso a favor de denominaciones zoológicas, en realidad biológicas, que coinciden con el carácter de los fósiles encontrados en los estratos. El Cámbrico es la era en la que comienzan a encontrarse fósiles de forma masiva, principalmente invertebrados y las primeras plantas terrestres. El Precámbrico, en realidad, sería una era.

Las eras del Fanerozoico, no las del Precámbrico, se dividen en períodos . Están basados en estratos que afloran en diversos países europeos y en Estados Unidos. En español, se utiliza la terminación –ico para los períodos (Jurásico, Ordovícico, Cretácico, etc.).

Los períodos se dividen en épocas , y se traducen como inferior, medio y superior , o inicial, medio y final. En la tabla se muestran como inferior, medio y superior. En el Jurásico y el Cretácico tradicionalmente las épocas tienen un nombre diferente, que también se señalan.

Las épocas se dividen en pisos . Aquí pasamos de la nomenclatura geocronológica a la estratigráfica, ya que los períodos se establecen por series estratigráficas. El piso es la unidad fundamental de la cronoestratigrafía . Consiste en un conjunto homogéneo de rocas estratificadas, que se han formado durante un intervalo de tiempo determinado. En la terminología en español se suele utilizar la terminación -iense para los pisos (Pontiense, Villafranquiense,...). Normalmente se denomina con el nombre geográfico donde está establecido. El problema es, que la mayoría de los pisos tienen un alcance regional , no global como las anteriores divisiones y es posible encontrar pisos muy diferentes según la zona que se examine. No obstante, en la tabla se han incluido los pisos más reconocidos. Para lo cual se emplea la tabla de las Sociedad Geológica Americana, que es de la más detallada.

El piso se divide en cronozonas . Se trata de los estratos depositados durante el tiempo de existencia de un taxón determinado.


Hemos visto como, gracias a una serie de técnicas que permiten determinar la edad de diversos componentes de la tierra, se ha creado una escala de tiempo geológico, la cual ha permitido conocer de manera más o menos precisa, la edad del planeta tierra y los diferentes eventos sucedidos en el transcurso del tiempo.
 
 

Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008