La extrospección: El experimentador observa el comportamiento y lo registra. Su estudio es desde fuera, “observación externa, controlada y medible objetivamente”. El observador es imparcial e independiente. Prescinde de la vivencia subjetiva del sujeto de estudio y se concentra en lo objetivo: sus reacciones. Prescinde del significado y de lo cualitativo y pone énfasis en lo cuantitativo, pudiendo caer en el error de tomar en cuenta conductas que no son auténticas.