Identidad sexual: La orientación sexual del adolescente, al margen de las prácticas que puedan haber existido inicialmente, puede dirigirse hacia la persona del sexo opuesto, del mismo sexo o hacia actividades sexuales peculiares. La relación sexual, en el ser humano, no se limita a un comportamiento encaminado a la reproducción, sino que pone en juego un profundo intercambio de deseos y peculiaridades individuales. Al analizar la sexualidad en los jóvenes durante la adolescencia hay que referirse, casi siempre, a prácticas más que tendencias. Su verdadera definición sexual puede discurrir por causas muy distintas a determinadas conductas específicas que de forma ocasional pueden aparecer. Nada está consolidado en ellos, y nada es aún definitivo.