Firma páginas web
 

 

Atención


La atención desempeña un importante papel en diferentes aspectos de la vida del ser humano, tal es así que han sido múltiples los esfuerzos realizados por muchos autores para definirla, estudiarla y delimitar su estatus entre los procesos psicológicos. De forma general se puede decir que es el despliegue que un organismo realiza en el transcurso de su actividad de obtención de información de su entorno. Consiste en una búsqueda que tiene, por una parte, aspectos conductuales y, por otro,


niños prestando atención en clase
manifestaciones neurofisiológicas, focalizando u orientando la energía hacia un lugar, espacio o situación determinada, con la intención consciente o inconsciente de lograr un objetivo. Se suele asociar con la vista o el oído, pero esto se puede extender a estímulos táctiles, gustativos u olfativos.

A pesar de emplear los sentidos de vista u oído, existen algunas coincidencias con respecto a lo que involucra, sin embargo, no se ha llegado hasta la actualidad, a definir satisfactoriamente dada la diversidad de criterios. La mayoría de los autores en sus intentos por lograrlo, ofrecen una descripción o hablan de sus características. Si bien fenomenológicamente la orientación seleccionadora es considerada como la característica principal de la atención, presenta además otras características entre las que destacan:

     • La Concentración
       Se denomina concentración a la inhibición de la información irrelevante y la focalización de la        información relevante, con mantenimiento de ésta por periodos prolongados. La Concentración de        la atención se manifiesta por su intensidad y por la resistencia a desviar la atención a otros
       objetos o estímulos secundarios, la cual se identifica con el esfuerzo que deba poner la persona        más que por el estado de vigilia. La concentración de la atención está vinculada con el volumen y        la distribución de la misma, las cuales son inversamente proporcionales entre sí, de esta manera        mientras menos objetos haya que atender, mayor será la posibilidad de concentrar la atención y        distribuirla entre cada uno de los objetos.

     • La Distribución de la Atención
       A pesar que la atención tiene una capacidad limitada que está en función del volumen de la
       información a procesar y del esfuerzo que ponga la persona, es posible que se pueda atender al        mismo tiempo a más de un evento. La Distribución de la atención se manifiesta durante cualquier        actividad y consiste en conservar al mismo tiempo en el centro de atención varios objetos o
       situaciones diferentes. De esta manera, cuanto más vinculados estén los objetos entre sí, y
       cuanto mayor sea la automatización o la práctica, se efectuará con mayor facilidad la
       distribución de la atención.

     • La Estabilidad de la Atención
       Esta dada por la capacidad de mantener la presencia de la misma durante un largo periodo de        tiempo sobre un objeto o actividades dadas. Es necesario resaltar que para obtener estabilidad        en la atención se debe descubrir en el objeto sobre el cual se está orientado nuevas facetas,        aspectos y relaciones. La estabilidad dependerá también de condiciones como el grado de
       dificultad de la materia, la peculiaridad y familiaridad con ella, el grado de comprensión, la        actitud y la fuerza de interés de la persona con respecto a la materia.

     • Oscilamiento de la Atención
       Son periodos involuntarios de segundos a los que está supeditada la atención y que pueden ser        causadas por el cansancio . El cambio de la atención es intencional, lo cual se diferencia de la        simple desconexión o distracción, dicho cambio proviene del carácter de los objetos que
       intervienen, de esta forma siempre es más difícil cambiar la atención de un objeto a otro cuando        la actividad precedente es más interesante que la actividad posterior. Esta capacidad para
       oscilar o desplazar la atención puede ser considerado como un tipo de flexibilidad que se
       manifiesta en situaciones diversas, especialmente en las que se tiene que reorientar la atención        de forma apropiada porque se esta distraído o porque se tiene que atender varios estímulos a la        vez.

Clasificación de la Atención
Existen diversos criterios que se pueden utilizar para clasificar la atención. Algunos son:

Criterios de Clasificación
     • Mecanismos implicados
     • Grado de control voluntario
     • Objeto al que va dirigido la atención
     • Modalidad sensorial implicada
     • Amplitud e intensidad Amplitud y control que se ejerce.

Clasificación
     • Selectiva, Dividida, Sostenida
     • Involuntaria, Voluntaria
     • Externa, Interna
     • Visual, Auditiva
     • Global, Selectiva Concentrada, Dispersa.

Las dos primeras clasificaciones, Mecanismos implicados y el Grado de control voluntario han sido las más estudiadas y corresponden a las tendencias actuales en lo que al estudio de la atención se refiere, esto debido a que los componentes de estos dos criterios, tienen más inherencia en el uso y control voluntario del individuo en su propio proceso cognitivo.

Según los Mecanismos Implicados

Atención Selectiva:
Es la habilidad de una persona para responder a los aspectos esenciales de una tarea o situación y pasar por alto o abstenerse de hacer caso a aquellas que son irrelevantes.
Atención Dividida:
Este tipo de atención se da cuando ante una sobrecarga estimular, se distribuye los recursos atencionales con los que cuenta el sujeto hacia una actividad compleja.
Atención Sostenida:
Viene a ser la atención que tiene lugar cuando un individuo debe mantenerse consciente de los requerimientos de una tarea y poder ocuparse de ella por un periodo de tiempo prolongado.

Según el Grado de Control
Se divide en dos: atención involuntaria y voluntaria. La atención involuntaria está relacionada con la aparición de un estímulo nuevo, fuerte y significativo, y desaparece casi inmediatamente con el surgimiento de la repetición o monotonía. Esta tiende a ser pasiva y emocional, pues la persona no se esfuerza ni orienta su actividad hacia el objeto o situación, ni tampoco está relacionada con sus necesidades, intereses y motivos inmediatos. Una de sus características más importantes es la respuesta de orientación, que son manifestaciones electrofisiológicas, motoras y vasculares que se dan ante estímulos fuertes y novedosos, tal respuesta es innata.

La atención voluntaria se desarrolla en la niñez con la adquisición del lenguaje y las exigencias escolares. En una primera instancia será el lenguaje de los padres que controlen la atención del niño aún involuntaria. Una vez que el niño adquiera la capacidad de señalar objetos, nombrarlos y pueda interiorizar su lenguaje, será capaz de trasladar su atención de manera voluntaria e independiente de los adultos, lo cual confirma que la atención voluntaria se desarrolla a partir de la atención involuntaria, y con la actividad propia del individuo se pasa de una a otra constantemente. La atención voluntaria es suprimida fácilmente cuando se da una respuesta de orientación, por ejemplo cuando el niño se distrae ante nuevos estímulos.

La actividad psicológica del ser humano se caracteriza por el funcionamiento conjunto e interactivo de procesos y mecanismos, las cuales tienen funciones concretas, de esta manera la atención no es una actividad aislada, sino que se relaciona directamente con los procesos psicológicos a través de los cuales se hace notar. La relación entre la atención y los procesos psicológicos radica en que la atención actúa como mecanismo vertical, que controla y facilita la activación y el funcionamiento de dichos procesos.
 
 

Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008