Firma páginas web
 

 
Tipos de inteligencia

A partir de los trabajos de John P. Guilford, y de Howard que han considerado detalladamente el concepto de inteligencia, para Guilford, es posible conceptualizarla como un modelo factorial donde que existe una gran variedad de habilidades intelectuales, que si bien están vinculadas entre si, poseen características distintivas. Gardner define la inteligencia como una capacidad. No obstante, hasta hace muy poco tiempo la inteligencia se consideraba algo innato e inamovible. Se nacía inteligente o no, y la educación no podía cambiar ese hecho.

Al definir la inteligencia como una capacidad Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. Gardner no niega el componente genético. Todos nacen con unas potencialidades marcadas por la genética. Pero esas potencialidades se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, las experiencias, la educación recibida, entre otros elementos. Aunque la posición de Gardner , va más allá y propone que la inteligencia humana no es una entidad sólida, única y general, sino que es posible hablar de 7 tipos de inteligencias humanas, cada una con procesos cognitivos particulares y con historias de desarrollos diferentes, esto hace que cada individuo tenga un perfil intelectual según su fortaleza y debilidades en cada una de ellas. Tomando de base lo propuesto por estos autores, actualmente l a inteligencia se puede agrupar en 9 diferentes tipos:


Inteligencia Lingüística:
Es considerada una de las más importantes. En general se utilizan ambos hemisferios del cerebro y es la que caracteriza a los escritores. El uso amplio del lenguaje ha sido parte esencial para el desarrollo de este tipo de inteligencia. Abarca l a capacidad de usar las palabras de modo efectivo (ya sea hablando, escribiendo, u otros). Incluye la habilidad de manipular la sintaxis o estructura del lenguaje , la fonética o sonidos del lenguaje, la semántica o significados del lenguaje y la división pragmática o sus usos prácticos.
Inteligencia Musical:
La capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales. También conocida como buen oído, es el talento que tienen lo grandes músicos, cantantes y bailarines. La fuerza de esta inteligencia radica desde el mismo nacimiento y varía de igual manera de una persona a otra. Un punto importante en este tipo de inteligencia es que por fuerte que sea, necesita ser estimulada para desarrollar todo su potencial, ya sea para tocar un instrumento o para escuchar una melodía con sensibilidad.
Inteligencia Lógica Matemática:
La capacidad de usar los números de manera efectiva y de razonar adecuadamente (pensamiento vertical). Quienes pertenecen a este grupo, hacen uso del hemisferio lógico del cerebro y pueden dedicarse a las ciencias exactas. De los diversos tipos de inteligencia, éste es el más cercano al concepto tradicional de inteligencia. En las culturas antiguas se utilizaba éste tipo de inteligencia para formular calendarios, medir el tiempo y estimar con exactitud cantidades y distancias.
Inteligencia Espacial:
La habilidad para percibir de manera exacta el mundo visual-espacial y de ejecutar transformaciones sobre esas percepciones (decorador, artistas, entre otros). Esta inteligencia esta más desarrollada en personas que pueden hacer un modelo mental en tres dimensiones del mundo o en su defecto extraer un fragmento de él. La emplean profesiones tan diversas como la ingeniería, la cirugía, escultura, la marina, arquitectura, diseño y decoración. Por ejemplo, algunos científicos utilizaron bocetos y modelos para poder visualizar y decodificar la espiral de una molécula de ADN.
Inteligencia Corporal – Kinestésica:
La capacidad para usar el cuerpo para expresar ideas y sentimientos y facilidad en el uso de las propias manos para producir o transformar cosas. Los kinestésicos tienen la capacidad de utilizar su cuerpo para resolver problemas o realizar actividades. Dentro de este tipo de inteligencia están los deportistas, cirujanos y bailarines. Una aptitud natural de este tipo de inteligencia se manifiesta a menudo desde niño.
Inteligencia Intrapersonal:
El conocimiento de sí mismo y la habilidad para adaptar las propias maneras de actuar a partir de ese conocimiento. Este tipo de inteligencia permite formar una imagen precisa de si mismo; permite poder entender las necesidades y características, así como las cualidades y defectos. Y aunque se dijo que los sentimientos si deben ayudar a guiar la toma de decisiones, debe existir un límite en la expresión de estos. Este tipo de inteligencia es funcional para cualquier área de la vida.
Inteligencia Interpersonal:
La capacidad de percibir y establecer distinciones entre los estados de ánimo, las intenciones, motivaciones y sentimientos de otras personas. Este tipo de inteligencia permite entender a los demás. Está basada en la capacidad de manejar las relaciones humanas, la empatía con las personas y reconocer sus motivaciones, razones y emociones que los mueven. Esta inteligencia por sí sola es un complemento fundamental de las anteriores, porque tampoco sirve de nada si se obtienen las mejores calificaciones, pero se elige mal a los amigos y en un futuro a la pareja. La mayoría de las actividades que a diario se realizan dependen de este tipo de inteligencia. Por eso es indispensable que un líder tenga este tipo de inteligencia y además haga uso de ella.
Inteligencia Naturalista:
Este tipo de inteligencia es utilizado al observar y estudiar la naturaleza. Los biólogos son quienes más la han desarrollado. La capacidad de poder estudiar el ambiente circundante es una forma de estimular este tipo de inteligencia, al fijarse en los aspectos naturales con los que se vive.
Inteligencia Emocional:
Es la capacidad humana para resolver problemas relacionados con las emociones o sentimientos. Podría parecer que este tipo de inteligencia es poco importante, pero se ha demostrado que la forma en que se interpretan los sentimientos y emociones tiene mucho impacto a la hora de tomar una decisión y de ahí las consecuencias que se afrontaran. La inteligencia emocional es el complemento indispensable en la relación consigo mismo y con los demás. Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y eficaces en su vida. La inteligencia también tiene que ver con la seguridad que se debe manifestar en situaciones como un examen o una entrevista de trabajo.

Howard Gardner enfatiza el hecho de que todas las inteligencias son igualmente importantes. Es evidente que, sabiendo  lo que se sabe sobre estilos de aprendizaje, tipos de inteligencia y estilos de enseñanza es absurdo que se siga insistiendo en que todos aprendan de la misma manera. La inteligencia de cada quien funciona de manera diferente y se desarrolla de manera distinta, la manera de enseñar o el éxito de aprender va a depender en cierta medida de la teoría de aprendizaje que maneja el docente en el momento de escoger sus estrategias. Actualmente la mas nombrada y estudiada es la Inteligencia emocional.

El término inteligencia emocional fue utilizado por primera vez en 1990 por Peter Salovey de Harvard y John Mayer de la Universidad New Hampshire, para describir las cualidades emocionales que parecen tener importancia en el éxito: empatía, expresión y comprensión de los sentimientos control del genio, independencia, capacidad de adaptación, simpatía, capacidad de resolver los problemas de forma interpersonal, persistencia, cordialidad, amabilidad, respeto. Pero fue Goleman con su libro Inteligencia Emocional quien lo popularizó y convirtió en un best-seller, refiriéndose a las siguientes habilidades:

     • Capacidad de motivarnos a nosotros mismos de perseverar en el desempeño a pesar de las        posibles frustraciones.
     • Capacidad de regular nuestros propios estados de ánimo.
     • Capacidad de evitar que la angustia interfiera.
     • Capacidad de controlar los impulsos.
     • Capacidad de diferir las gratificaciones.
     • Capacidad de empatizar y confiar en los demás.


Daniel Goleman , toma este desafío y comienza a trabajar sobre el desarrollo de Gardner (Goleman era su alumno) llevándolo a un plano más pragmático y centrado en las emociones como foco de la inteligencia. En realidad, quien posee inteligencia emocional, tiene la llave del éxito , porque puede lograr que los demás suplan las carencias que tenga en otras ramas de la inteligencia. Goleman hace gran hincapié en esto y sus proyectos educativos están recorriendo el mundo cada vez con más adeptos y probando la enorme eficiencia de los mismos.
El éxito de Goleman puede haber radicado en el acierto de la expresión Inteligencia Emocional, su éxito comercial no es por tanto consecuencia de la novedad del producto sino más bien del acierto en la elección del nombre. Sin embargo, no se trata sólo de un nombre, es una realidad asociada a una reflexión.

Al analizar ambos conceptos y el significado de su combinación, se observa que las emociones están en la base de todas las habilidades que forman parte de la inteligencia emocional: las habilidades sociales, control de la agresividad, resolución de problemas, manejo del estrés. Por eso merece la pena comentar algunos aspectos importantes de como funcionan la parte emocional del cerebro. Hay una parte del cerebro que se puede llamar el cerebro emocional, más antiguo que la parte más propiamente intelectual; se compone principalmente por el denominado sistema límbico en el que destacan las estructuras:

Tálamo:
Encargada de procesar emocionalmente toda la información sensorial que llega al cerebro, vigilando la presencia de alguna estimulación emocionalmente significativa.

Amígdala: Es la encargada de la memoria emocional y del aprendizaje emocional.

Cuando el cerebro emocional detecta un estímulo emocionalmente significativo, pone en marcha la respuesta emocional a través de la acción de los neuropéptidos, que liberados en el torrente sanguíneo activan las respuestas fisiológicas asociadas a la emoción. El funcionamiento de todo el sistema es previo al procesamiento por el córtex, consciente y racional. La concepción de inteligencia durante mucho tiempo ha sido lo contrario a las emociones. Los especialistas coinciden en establecer un pequeño grupo de emociones básicas, de las cuales surgen por combinación todas las demás y que son: el placer, dolor, amor, tristeza, odio, ira, miedo y culpa.


¿Se Hereda la Inteligencia ?

Es indudable que la inteligencia tiene una base genética, se tiene el conocimiento de 1.500 síndromes patológicos que están determinados genéticamente, muchos de ellos afectan en gran medida a la inteligencia, ésta, está basada en la dotación genética, y depende de los factores que determinan la actividad del sujeto en su ambiente, de ahí que las condiciones sanitarias, alimenticias y educativas provoquen el aumento o la disminución del nivel de inteligencia. En realidad, tanto los factores genéticos como los ambientales son básicos para reducir o elevar el nivel intelectual, pero es importante subrayar que las fuerzas ambientales son eficaces únicamente dentro de los límites fijados por la herencia.

Genio y Locura Fronteras Inciertas
Se considera que un genio es una persona capaz de creaciones originales en los ámbitos científicos o artísticos, y que posee disposiciones o facultades de inteligencia que le llevan ha ser reconocido como excepcional en el campo al que pertenece. Se han documentado casos, en el que el sentido de la inspiración y el deseo de alcanzar determinadas metas, sitúan al genio a veces peligrosamente cerca de la locura. Los estudios sobre el genio en relación con la locura son numerosos, y se han encontrado que un gran número de genios se convirtieron más tarde en enfermos mentales. Algunas investigaciones han revelado que la existencia de trastornos mentales es 6 veces mayor entre artistas y creativos que en el resto de las personas, desde luego que no todos los genios ni la mayoría de ellos sufren trastornos mentales, pero parece existir cierto vinculo entre ambos, cuyo origen puede ser muy variado y en gran medida incierto.

¿Es señal de gran inteligencia la capacidad para expresarse?

La habilidad lingüística de una persona junto con la facilidad para expresarse en forma oral, es uno de los aspectos centrales sobre los cuales se pretende medir la inteligencia mediante pruebas elaboradas para tal fin. De forma general, se puede decir que el funcionamiento verbal tiene una estrecha relación con las diversas funciones intelectuales, por lo que es común que al encontrar una puntuación elevada en las escalas verbales de las pruebas de inteligencia, esta tenga una relación directa con las otras áreas. No obstante, también es posible que existan individuos en los cuales la calidad de expresión oral sea muy notoria sin que ello signifique necesariamente un nivel óptimo en el resto de sus habilidades, esta facilidad puede sencillamente manifestar una mayor especialización de las aptitudes verbales.

Es importante señalar que una aparente facilidad para expresarse, se puede atribuir de forma empírica, sin seguir una metodología objetiva a un nivel de inteligencia superior. En realidad esto puede ser el producto de una personalidad caracterizada por la extroversión, del mismo modo que es posible que un individuo que tenga una personalidad con rasgos de introversión muestre aparentes dificultades para expresarse sin que ello este relacionado con su capacidad intelectual. Es interesante saber, aunque la inteligencia puede estar relacionada con las emociones, esta puede ser medida por diversos tests.

Los Tests de Inteligencia o Pruebas de inteligencia
Un test de inteligencia es una prueba diseñada específicamente para medir aptitudes, conocimientos y capacidades del individuo. Consta de un conjunto de preguntas o ejercicios comunes para todos lo sujetos, llamados ítems, cuya función es determinar cuantitativamente los conocimientos o destrezas. Generalmente, los ítems se disponen en un orden de dificultad creciente. El test se evalúa por comparación: se compara la puntuación de un individuo específico con la de un grupo de sujetos que ha sido sometido a la misma prueba. Esto genera el llamado Cociente de Inteligencia (CI).

El cociente de inteligencia es la medida de la inteligencia más utilizada por los psicólogos. El CI establece una relación entre la edad cronológica y la edad mental de un individuo. La edad mental es un supuesto teórico basado en una hipótesis de Alfred Binet, según la cual las personas poseen un nivel mental específico para cada edad cronológica. Actualmente, por pura convección científica, se considera que la edad mental de un individuo puede expresarse numéricamente; exactamente es la puntuación obtenida por ese individuo en un test de inteligencia diseñado para calcular esa medida.

Existen varios Tipos de Tests
     • Test de conocimientos adquiridos
     • Test de aptitudes
     • Test de inteligencia
     • Test de actitudes e intereses
     • Test psicometrico de personalidad
     • Técnicas proyectivas

¿Qué miden los Tests?
Se Pueden dividir los tests en dos grandes grupos:

     1. Tests para medir la inteligencia general.
     2. Baterías o conjunto de tests diseñados para cuantificar las distintas aptitudes involucradas en          la inteligencia.

Criticas a los Tests de Inteligencia
Muchos psicólogos han llamado la atención sobre las connotaciones puramente académicas de los tests de inteligencia. Según ellos, sirven para medir el rendimiento académico pero no la inteligencia general. También se les acusa de etnocentrismo, es decir, de estar elaborados según el concepto occidental de inteligencia. Los que defienden teorías genetistas rechazan este tipo de críticas, ya que para ellos la inteligencia medida por los tests se halla mucho más determinada por la herencia que por influjos ambientales o educativos.

Otra crítica habitual es la que se refiere a la pretendida homogeneidad o consistencia interna de los tests. Algunos psicólogos han señalado que es muy difícil probar que todos los ítems de una prueba concreta midan una misma habilidad.

En resumen
El concepto de inteligencia engloba un conjunto de aptitudes (aprendizaje, memoria, almacenamiento de información, percepción selectiva, habilidades sociales, entre otras) que permite al ser humano adaptarse al mundo que le rodea y solucionar sus problemas con eficacia. Algo que si queda claro es que la inteligencia como tal, no es solo un don con que se nace, es un don que se debe descubrir, desarrollar, estudiar y trabajar para poder obtener los mejores resultados de él.

"Alguien dijo por ahí que la mediocridad intelectual unida a una buena personalidad llega siempre mucho más lejos que un buen potencial intelectual desprovisto de un adecuado carácter". (Anónimo)

Más allá de la descripción de las inteligencias y de sus fundamentos teóricos hay ciertos aspectos que conviene destacar:

     • Cada persona posee varios tipos de inteligencias. D ependiendo de diversos factores como son la        educación, la familia, la cultura y el entorno en el que vive.
     • La mayoría de las personas puede desarrollar cada inteligencia hasta un nivel adecuado de        competencia.
     • Las inteligencias por lo general trabajan juntas de manera compleja, o sea, siempre interactúan        entre sí y para realizar la mayoría de las tareas se precisan todas las inteligencias aunque en        niveles diferentes.
     • Hay muchas maneras de ser inteligentes en cada categoría.

Al asumir esta perspectiva más amplia y pragmática, el concepto de inteligencia perderá su mística y se convertirá en un concepto funcional que podría verse y evaluarse de distintas maneras. Permitirá que la persona se conozca mejor y pueda desarrollar su potencial a favor de un estilo de vida más provechoso y significativo tanto para si mismo como para su entorno.

 
 

Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008