Firma páginas web
 

 
Lenguaje
Evolución y cambio
A pesar de las innumerables investigaciones realizadas, no se sabe con certeza cuándo y cómo nació el lenguaje. Esa facultad que el ser humano tiene para comunicarse con sus semejantes, valiéndose de un sistema formado por el conjunto de signos lingüísticos y sus relaciones. No obstante, por la observación de los gritos de ciertos animales superiores, algunos creen que tales gritos fueron los cimientos del lenguaje hablado.

Desde el punto de vista antropológico y etnológico, es indudable que el lenguaje articulado constituye una de las manifestaciones características que separan al ser humano de los seres irracionales. Éstos últimos expresan y comunican sus sensaciones por medios instintivos, pero no hablan, a diferencia de los seres dotados de conciencia.

Entendido el lenguaje como la producción y la percepción de un idioma, cabe decir que el lenguaje evoluciona en la medida en que lo hace la especie humana. Siendo un sistema de comunicación, se puede relacionar con los otros sistemas de comunicación de otros animales. Sin embargo, el lenguaje humano tiene aspectos creativos e interpretativos que parecen marcar sus diferencias. Se cree que la comprensión del idioma está ligada a la función que realiza una determinada zona del cerebro en el hemisferio izquierdo (conocido como área de Broca). Hasta que se produjo esa especialización fisiológica, se podía pensar que no había diferencias entre el lenguaje humano y el medio de comunicación que realizan otras especies animales.


Parece ser que en la era de Neandertal (hará entre 100.000 y 30.000 años) se inició el lenguaje, pero que fue con la aparición del Homo Sapiens, puede que con un cráneo y una cavidad bucal más adecuadas para el lenguaje, cuando se dio una evolución lingüística significativa. Así pues, el lenguaje humano puede contar con 30.000 ó 40.000 años de existencia. La enorme diversidad de lenguas que hay en el mundo, demuestra que una vez que apareció el lenguaje se produjeron los cambios a gran velocidad.
No es posible saber si hubo una primera y única lengua , ni cuáles fueran sus sonidos, gramática y léxico. La lingüística histórica que se encarga de enfocar, descubrir y describir, cómo, por qué y de qué manera aparecen las lenguas, apenas puede sugerir hipótesis que expliquen el cambio.

En el siglo XVIII el filósofo alemán Leibniz sugirió que todas las lenguas que existen y han existido proceden de un único protolenguaje. Esta hipótesis recibe el nombre de monogénesis . Aunque muchas lenguas vivas proceden de una única lengua anterior, esto no significa que el lenguaje humano haya surgido en varias partes del mundo simultáneamente; y tampoco que las lenguas vivas precisen de un solo antepasado, sino que pudo haber varios. Esta hipótesis, que explica el origen múltiple para las familias de lenguas, recibe el nombre de poligénesis. La filología comparada, en su estudio sobre las relaciones entre las diversas lenguas, no ha logrado encontrar ninguna esencialmente primitiva de la cual provengan todas las demás; ninguna lengua madre universal, y únicamente asigna la denominación de lenguas madres a aquellas de las cuales se han derivado algunos idiomas, como el latín, que es la "lengua madre" del francés, español, portugués, italiano y otras lenguas neolatinas.

Los antropólogos, etnólogos y lingüistas, desde Luis Heyre (1797-1855) hasta la fecha, han realizado profundas investigaciones en procura de averiguar la posible existencia de un primitivo origen del lenguaje, estableciéndose diferentes hipótesis encaminadas unas a las relaciones psicofísicas entre las sensaciones de la visualidad y las auditivas; otras, tomando como fundamento de la formación natural del lenguaje, la evolución progresiva impuesta por el entorno social, y motivado por las necesidades del ser humano. Se ha pensado en la onomatopeya, en la observación del lenguaje infantil, en la expresión de sentimientos, entre otros. Pero los más destacados psicólogos y lingüistas como Antonio Meillet (1866-1936), han llegado al reconocimiento de que hallar un lenguaje primitivo único es un problema insoluble , por lo que se limitan a clasificar las lenguas y señalar las raíces de las que consideran más primitivas.

Sea cual sea el origen de la lengua, monogenético o poligenético, se cree que las diferencias entre ellas son relativamente superficiales. Los fonemas y sus combinaciones en las lenguas que existen en el mundo, a pesar de lo que pueda parecer, es muy posible que pertenezcan a una especie de inventario universal donde cada lengua selecciona los que precisa. Cualquier idioma posee determinadas características estructurales que elige dentro de esa reserva universal de propiedades disponibles. Es decir, ninguna lengua emplea todos los fonemas que la persona puede emitir, ni dispone de todas las categorías gramaticales posibles— como tampoco emiten todos los fonemas, ni utilizan todas las categorías los hablantes con su propia lengua ni con otra que aprendan.

Cuando una lengua sufre transformaciones sustanciales, tanto en su estructura fonética como en la léxica, puede llegar a convertirse en otra lengua . Con el paso del tiempo ese dialecto deja de ser incomprensible para los demás; puede dar lugar a su vez a la creación de nuevas formas dialectales en su seno. Lo que caracteriza al lenguaje es su continuo crecimiento y evolución en todos los aspectos, como la expresión viva de la naturaleza y las culturas humanas.

¿Qué es el lenguaje?
El lenguaje es un proceso cognitivo que conlleva a una actividad simbólica o de la representación del mundo, mas específicamente humana, la cual los diferencia de los animales. A través de la actividad simbólica se expresan un conjunto de sonidos y palabras, con base en el pensamiento, por lo que se define también como toda forma de comunicar el pensamiento, de expresarse. El lenguaje, como conjunto de símbolos consiste en transmitir un mensaje, permitiendo al individuo la capacidad para abstraerse, conceptualizar y comunicarse. Los humanos son capaces de crear un número infinito de oraciones a partir de un número finito de elementos y también recrear la lengua, por ejemplo, a través de esquemas y/o mapas conceptuales (hacer link con imagen 2 tema 10). La representación de dicha capacidad, o código, es lo que se conoce como lengua o idioma.

En principio, para poder tener un lenguaje, se requiere de una anatomía vocal altamente compleja para producir sonidos y controlarlos, como son la voz y la articulación:

     • Voz: La voz o fonación, es el sonido        producido en la laringe por la salida del aire        (espiración) que, al atravesar las cuerdas        vocales, las hace vibrar. La voz se define en        cuanto a su tono, calidad e intensidad o        fuerza. El tono óptimo o más adecuado para        el habla, al igual que su rango de variación,        depende de cada individuo y está        determinado por la longitud y masa de las        cuerdas vocales. Otro aspecto de la voz es la        resonancia.

(Explora la imagen)
       Una vez que ésta se origina, resuena en el pecho, garganta y cavidad bucal. La calidad de la voz        depende de la resonancia y de la manera en que vibran las cuerdas vocales, mientras que la        intensidad depende de la resonancia y de la fuerza de vibración de las cuerdas.

     • Articulación: La articulación se refiere a los sonidos del habla que se producen para formar las        palabras del lenguaje. Los instrumentos de la articulación son: los labios, la lengua, los dientes,        las mandíbulas y el paladar. El habla se articula mediante la interrupción o modelación de los        flujos de aire, vocalizados y no vocalizados, a través del movimiento de la lengua, los labios, la        mandíbula inferior y el paladar. Los dientes se usan para producir algunos sonidos específicos.

El lenguaje como sistema de representación simbólica, abarcan diferentes dimensiones

Dimensión Estructural:
Son los signos del Lenguaje: estructurados u organizados denominados objetos físicos y mentales. Los signos lingüísticos son creaciones humanas, elementos estructurados de un lenguaje definido por reglas que las gobiernan, que pueden ser: semánticas, sintácticas y pragmáticas. La competencia lingüística, tiene un soporte genético, desarrollado y ejercitado a través de la interacción con los otros miembros de la misma especie.

     a. Las semánticas, posibilitan la correspondencia entre las propiedades o          características perceptivas de los signos y los significados de la realidad.
     b. Las reglas sintácticas, establecen las combinaciones y secuencias de signos          reconocibles y aceptables como oraciones de un lenguaje.
     c. Las pragmáticas , establecen por su parte, bajo que condiciones los usos de los          signos son aceptables.
Dimensión Funcional:
Definida por el hecho de ser un sistema de signos para la comunicación, que expresa a través de un código, el conocimiento de la realidad y del mismo ser, que hace capace al individuo de emitir mensajes entendibles. Los signos lingüísticos cumplen la función de símbolos, síntomas y señales. La función de símbolos en tanto hacen referencia a objetos y estados de cosas representados por dichos signos. Como síntomas, porque los signos son capaces de expresar o exteriorizar estados psicológicos o mentales; y en relación con las otras personas son señales, ya que a través del uso de los signos es posible producir en el receptor del mensaje modificaciones en su conducta.
Dimensión Comportamental:
El uso del lenguaje da lugar a una forma de conducta específica denominada Conducta Lingüística que puede ser observable y evaluable a través de la capacidad para usar códigos en la codificación (emisión) y decodificación (recepción) de mensajes.

A su vez, la lengua presenta ciertas características que son exclusivas del lenguaje humano:

Semántica: símbolos con un significado
Desplazamiento: Capacidad del individuo para describir acontecimientos u objetos lejanos.
Productividad: puede generar un número infinito de pensamientos o ideas a partir de un número finito de palabras.
Gramática y Sintaxis: Las ideas se unen en una frase mediante la gramática y la sintaxis. Noción o necesidad de establecer reglas gramaticales que determinen el lenguaje.

Velocidad: Los sonidos individuales se comprimen y son emitidos en un espacio de tiempo breve. La persona que oye estos sonidos puede decodificarlos inmediatamente y comprender el mensaje.

Y esta compuesto por:

Sonidos
Conjunto de signos (representación gráfica del símbolo, letras, palabras o ideogramas, gestos) y símbolos (lo que representa, el contenido).
Letras, gestos, reglas , entre otros.

El Lenguaje
:
Si bien se hace referencia a "el lenguaje" en singular, al momento de expresarlo se puede hacer de diferentes formas, por lo que se divide en diferentes tipos de lenguaje:

Oral:
Cuando se habla se debe preparar la pronunciación de un sonido al mismo tiempo que se produce el precedente, de este modo la pronunciación en voz alta exige una especie de preparación anterior.
Escrito:
Influye grandemente en el desarrollo del lenguaje oral, se desarrolla después del oral sobre la base de éste último. Para dominar el lenguaje escrito es necesario aprender a pasar de un tipo de lenguaje a otro. Para que esto sea posible es necesario un entrenamiento especial, pues el análisis y la síntesis de la palabra sonora y escrita son distintos.
Táctil:
Es el que se palpa y es utilizado por los ciegos por medio de libros con letras codificadas en alto relieve.
Auditivo:
Es correlativo con la facultad de hablar, por lo que también se llama lenguaje articulado, y constituye el objetivo de la ciencia del lenguaje articulado. La capacidad de decodificar lo que se escucha.
Visual:
Es el que se adquiere por medio de la vista; señales, avisos, carteles, entre otros; permite ampliar las condiciones de relación. El lenguaje visual se puede manifestar en tres tipos: cuando se lee para sí, en voz alta y cuando se escribe (el lenguaje escrito).
Lenguaje interno o lenguaje para sí mismo.
Este es la cubierta de los pensamientos, cuando pensamos sin expresar en voz alta su contenido. El lenguaje interno es la articulación encubierta de los sonidos verbales.
Lenguajes artificiales:
En las matemáticas y en la informática, por ejemplo, los lenguajes artificiales son llamados lenguajes formales (incluyendo lenguajes de programación) . Sin embargo, el lenguaje humano tiene una característica que no puede ser encontrada en los lenguajes de programación: la diversidad.

Tanto la anatomía, como las dimensiones, así como los elementos, características y tipos de lenguaje, son parte integral de la diversidad de interrelaciones que el ser humano mantiene con su entorno social, donde el lenguaje permite la expresión de diferentes aspectos, los cuales se han convertido en funciones propias del mismo.

Función representativa o referencial:
Se usa cuando se pretende meramente transmitir una información, sin hacer valoraciones sobre ella ni pretender reacciones en el interlocutor, por ejemplo cuando se dice “está lloviendo”, o “la capital de Marruecos es Rabat”. Esta función se centra, dentro de los elementos de la comunicación, en el mensaje, aunque también hay quien dice que se centra en la realidad exterior o referente.

Función expresiva o emotiva:
Es utilizada cuando el emisor (elemento en el que se centra esta función) pretende dar cuenta de su estado físico o anímico, como cuando una persona se muerde su propia lengua y expresa verbalmente “¡ay!”, así como al expresar sentimientos de afecto u odio hacia otra persona.

Función apelativa o conativa:
Mediante el uso de esta función normalmente se pretende provocar una reacción en el receptor, que es el elemento fundamental aquí. Es decir, se quiere que haga algo, o que deje de hacerlo. Es la función principal cuando, por ejemplo, se le dice a otra persona “vete a tomar aire”, “abre la ventana, por favor” o “cállate”.

Función fática:
Se usa para comprobar que el canal (elemento fundamental) sigue abierto, es decir, que la comunicación es físicamente posible. Por ejemplo, cuando se habla por el celular y se pregunta si oyen, o cuando se usan coletillas (ejemplos de coletillas, en cursiva): "Te quedas ahí quieto, ¿eh? "; "¿sabes? , ayer lo pasé genial en la fiesta."

Función poética o estética:
Se pretende crear belleza usando el lenguaje. Es la función principal en poemas, novelas, obras de teatro y canciones. También es una de las principales funciones en los refranes. Esta función, al igual que la representativa, se centra en el mensaje, pero al contrario que ella, en su forma y no en su contenido. Cualquier poema es un ejemplo de la función estética del lenguaje. Por ejemplo:

                                    "Y yo me la llevé al río,
                                      creyendo que era mozuela,
                                      pero tenía marido."
(Federico García Lorca)

Función metalingüística:
Se utiliza cuando se usa la lengua para hablar de la misma lengua u otra cualquiera. Por ejemplo, cuando se dice "burro se escribe con b", o "the, es el artículo en inglés". Esta función se centra en el código, es decir, en la lengua respectiva de la que se hable.

Si bien los términos utilizados en el estudio, explicación y uso del lenguaje se asemejan en su gramática, no significan lo mismo.

Distinción entre, lengua, lenguaje y lingüística:

Lengua, es el Idioma. La diferencia entre idioma y dialecto es el número de gente que lo habla (más gente: idioma, menos gente: dialecto)
Lenguaje, Es entendido como el objetivo particular del estudio de la lingüística.
Lingüística, Es la ciencia que estudia todos los aspectos de las lenguas , tales como su origen, evolución, características, utilización y relación, estableciendo reglas para combinar y recombinar los símbolos, para ofrecer diversos tipos de información.



 
 

Otros Temas:

 
Ver otras áreas:


Más Servicios de RENa

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008