EL oído

El oído es el órgano el cual se encarga de oír y distinguir sonidos.


El órgano del aparato auditivo está constituido por: 

  • El Oído Externo: (pabellón y conducto auditivo externo) que tiene la función de amplificar los sonidos. El pabellón auricular recoge los sonidos y a través del conducto auditivo externo, los transporta al oído medio. 

  • El Oído Medio: (caja del tímpano y sistema tímpano-osicular) se encuentra al final del conducto auditivo allí se encuentra el tímpano, una membrana delgada que separa el oído externo del medio. La caja timpánica comunica con la faringe mediante la trompa de Eustaquio, un conducto que tiene la función de mantener, en el interior del oído, una presión igual a la externa. De esta manera, el tímpano puede vibrar sin sufrir daño. Cuando las ondas sonoras alcanzan el tímpano, éste produce vibraciones que son transmitidas a los tres huesecillos del oído medio: El martillo, el yunque y el estribo

  • El Oído Interno: Los tres huesecillos transmiten las vibraciones a la membrana que separa el oído medio de interno donde se encuentra el caracol (laberinto y cóclea). En el caracol está el órgano de Corti, constituido por un gran número de células cilliares que al moverse transforman las informaciones sonoras en impulsos eléctricos y los transmiten al cerebro que los analiza, interpreta y memoriza, permitiéndonos oír. Adjunto a este órgano se encuentra en, una especie de galería, unos canales semicirculares llenos de un líquido llamado endolinfa. A cada movimiento de la cabeza este líquido se mueve estimulando las células ciliadas presentes a lo largo de los canales. Este órgano es el que interviene para restablecer el equilibrio impartiendo órdenes adecuadas a los músculos.

¿Cómo escuchamos? 

Los sonidos están producidos por las vibraciones del aire y se propagan como ondas sonoras. Las cuales entran por el conducto auditivo externo hasta el tímpano, que es una membrana móvil, haciéndola vibrar armónicamente. 

Experimento Las Ondas sonoras y la membrana

Esta vibración se trasmite a un grupo de huesecillos (martillo, yunque, estribo) situados a continuación del tímpano. Los huesecillos se mueven de manera diferente de acuerdo a la intensidad, timbre o tono del sonido. 

Este movimiento se trasmite a través de un orificio (la ventana oral) a un líquido especial, que ocupa el interior del oído interno, que por su aspecto en espiral recibe el nombre de caracol. Es aquí donde los sonidos son captados por unas células especiales que forman el órgano de Corti, y son enviadas al cerebro por medio del nervio auditivo.

Experimento Sonido en la Cabeza.

Los Sonidos:

El ruido o los sonidos, se propagan en el aire en forma de vibraciones. El número de vibraciones por segundo caracteriza la frecuencia de un sonido. En el oído, cada lugar de la membrana basilar "resuena" electivamente a una frecuencia determinada. Otra característica de la vibración es su amplitud, llamada generalmente intensidad. La combinación de estas dos nociones permite la apreciación del campo auditivo del oído humano.

Experimento Las Vibraciones 

Enfermedades del Oído:

El oído puede ser sede de afecciones inflamatorias y de trastornos funcionales.

Experimento ¿Escuchas bien..?,

 Sorderas:

Existen tres tipos de sorderas:

  • Sorderas de Percepción:  
Corresponden a una lesión de la cóclea (el caracol), donde los sonidos agudos no son percibidos debido, en general, a un envejecimiento del órgano sensorial y a veces a la acción tóxica de ciertos medicamentos. Su tratamiento médico es llevar un aparato.
  • Sordera de Transmisión:  
Es una lesión en el oído medio, donde los sonidos graves no son percibidos debido a una lesión del oído medio (otitis agudas o crónicas), o a unos cálculos en el conducto externo (mal formaciones o, sobre todo, tapón de cera). 
  • Sorderas Mixtas:  
Algunas sorderas se llaman mixtas pues son el resultado de las dos anteriores.

Experimento Una trompeta para escuchar.

  • ¿Cómo cuidar del oído? 
La limpieza regular de los oídos es muy importante dado que en el conducto auditivo externo se produce una sustancia llamada cerumen, la cual debe limpiarse diariamente para evitar que se acumule, esto forma tapones que impedirán oír bien. 

Se debe evitar introducir objetos pequeños y/o puntiagudos en el oído porque estos pueden hacer daño, permanente e irreparable.

Sonidos muy altos o ruidos fuertes, música con demasiado volumen, tienden a causar sordera prematura.

Tomado de:_______ (1995) Gran enciclopedia ilustrada para niños.
Colombia: Educar Cultural Recreativa, S.A.

Blouin, C. (1980) La Salud Enciclopedia Médica Familiar,

Circulo de Lectores, Valencia Barcelona
 
 
Otros Temas:
 
 

Ver otras áreas:


Algo mas de interés en RENa

| Interactividades | Dudas |
|Recomendar esta página | Imprimir esta página |
|Volver a contenido por etapas |

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008