Energía solar

Cuando andas por las calles, paseas por el campo o simplemente te bañas en una piscina, sientes que sudas, tu cuerpo está caliente, te pones colorado... ¿Sabes que esta pasando? Tu cuerpo se está llenando de energía. Esa energía la estas recibiendo del Sol. Estos cambios que experimenta nuestro cuerpo es la manera de reaccionar ante la presencia de la energía solar.

La energía solar está siendo utilizada desde hace tiempo para uso domestico: calefacción de casas donde hace mucho frío, calentamiento de alimentos, electricidad, energía para movilizar carros, y muchas otras cosas.

La energía solar la produce el sol, los rayos solares son captados por celdas solares. Las celdas concentran la energía del sol y la convierte en flujo constante de electricidad.

La electricidad que se obtiene puede usarse de manera directa (por ejemplo para alumbrar una casa, mediante un motor eléctrico), o puede ser almacenada en acumuladores para usarse en las horas nocturnas. También es posible introducir la electricidad sobrante a la red eléctrica general. Las celdas solares, por su parte, convierten la luz del Sol en electricidad para uso doméstico, incluso industrial. 

Es importante entonces aprovechar esta energía que de forma gratuita nos brinda la naturaleza, así estaremos ahorrando otros tipos de energías que provienen de recursos naturales no renovables como la madera, el petróleo, el carbón... pudiendo guardar estos recursos para emergencias.

 
 
 

Ver otras áreas:


Algo mas de interés en RENa

| Interactividades | Dudas |
|Recomendar esta página | Imprimir esta página |
|Volver a contenido por etapas |

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008