Situaciones de emergencia
 
Los derrumbes
Los derrumbes son movimientos de tierra, de forma rápida, violenta y espectacular que se producen en fuertes pendientes, originados por la gravedad o por saturación de agua.

Existen muchos factores que contribuyen a la formación de los derrumbes; principalmente el clima, la topografía y el ser humano.


El Clima
Según las características que presenta el clima, puede favorecer la inestabilidad del subsuelo al aportar una gran cantidad de agua. La presión que ejerce el líquido en los poros y fisuras del suelo desencadenan el derrumbe. 

Así mismo, las lluvias y la formación de corrientes de agua por la superficie producen las erosiones de la tierra creando inestabilidad que puede producir un derrumbe.

La Topografía
Los deslizamientos ocurren con mayor frecuencia en terrenos de pendiente pronunciada y desprovistos de vegetación.

El ser humano:
El clima y la topografía forman parte del natural equilibrio geológico. Pero este equilibrio por lo general es roto por la actividad constructiva y destructiva del hombre. De esta manera, se contribuye a provocar o acelerar estos fenómenos. 

Ejemplo de esto son las carreteras que se construyen por zonas montañosas, o en terrenos inestables y pocos comprimidos. Para esto se necesita una planificación adecuada.


Los efectos que causan los deslizamientos de tierra:

  • Ruptura o agrietamiento del suelo 
  • Erosión intensa 
  • Sepultamiento de infraestructura (edificaciones)
  • Pérdida de vidas 
  • Derrumbes 
  • Represamiento y generación de embalses en cauces fluviales con desarrollo de eventuales avalanchas de lodo y rocas.
 
 
 
 

Ver otras áreas:


Algo mas de interés en RENa

| Interactividades | Dudas |
|Recomendar esta página | Imprimir esta página |
|Volver a contenido por etapas |

| Mapa del sitio | Equipo de trabajoWebmaster |

© Todos los Derechos Reservados por RENa Copyright 2008